Germany Pussy: el primer video musical pornográfico

POR Rafael López Méndez

Sin negar la premisa subversiva del rock, Rammstein enseña sin tapujo los rincones y protuberancias de los integrantes de esta banda alemana en su nuevo video llamado Germany Pussy

Lo que nunca habías visto en la historia de los videos musicales Rammstein te lo presenta en tres minutos y medio. Mujeres masturbándose divinamente con sus dedos, vaginas abiertas de par en par, los penes de los seis integrantes al desnudo para que éstos tengan relaciones sexuales con bellas mujeres y, para cerrar con broche de oro, el gran final: seis eyaculaciones en los cuerpos perfectos de las modelos.
De lo anterior, no hay nada que las personas normales no hagan en la intimidad, pero, al ser plasmado en una pantalla, causa un impacto que parece ser irreal.
“Se volaron la barda y los sesos al hacer ese video” decía un amigo y colega del trabajo sobre los integrantes de Rammstein. Tiene razón si se compara con lo que estamos acostumbrados a ver desde hace años, porque las insinuaciones sexuales y los escotes pronunciados ya eran cosa del diario, pero después de ver Germany Pusy se marca un antes y después en la manera de vender un video musical.
Sexo real
El grupo alemán volvió a desechar las normas establecidas de la escena musical con Germany Pussy. La diferencia en esta ocasión es que lanzaron un golpe que sin duda alguna está más allá de lo imaginable. El primer video musical porno.
Más allá de la trama visual y de las locuras que son acusadas por las personas de un criterio cerrado, pero aplaudidas por las generaciones que han preferido la vida abierta, Germany Pussy tiene lo que toda la gente en sus pensamientos quiere pero se admira y apena cuando lo ven: Sexo. Mucho sexo y, además, real.
También cuenta con el aliciente de ver a los seis integrantes del grupo teniendo relaciones sexuales con bellas modelos, que sin duda ya es algo tan morboso que hasta la persona menos curiosa querrá verlo algún día.
El director de esta “belleza sexual” es el sueco Jonas Akerlund, quien ya había trabajado con Rammstein en el también intenso videoclip Mann gegen Mann pero sin duda en este último trabajo se dejó llevar literalmente por la verdadera leyenda del mundo alternativo: sexo drogas y rock & roll.
Son casi cuatro minutos de sexo explícito, letras directas (you have a pussy / I have a dick gun / so what’s the problem? / let’s do it quick) y un derrocamiento de lo que ya está establecido.
De ahora en adelante cuánta carne desnuda y mujeres haciendo sexo oral a los artistas siguiendo el ritmo de la música tendremos que ver para que superemos este episodio que Rammstein nos ha presentado sin pudor alguno.
Por lo pronto, queda únicamente la conclusión de que el tiempo nos alcanza y, peor aún, cuando menos nos lo esperamos nos rebasa. Porque hace diez años esta hazaña sexual-musical era imposible siquiera de distribuir porque no existía esa red masiva que es el Internet.
Nos rebasa (el tiempo), porque este video, a pesar de ser censurado en todas las televisoras del mundo y portales como youtube, ha logrado que más de un millón de personas lo hayan visto a dos semanas de su lanzamiento.
Una vez más Ramstein vuelve a marcar un parteaguas en el mundo de la música, antes eran sus canciones con letras provocativas, su vestimenta estrafalaria y su actuación provocativa en sus conciertos. Ahora, mientan madres con sus glandes y chicos frente a nuestros ojos.
P.D.
Si quieres meterle verdadera fibra óptica a tus sentidos, te proporcionamos la dirección en la que puedes gozar de una verdadera Germany Pussy: