El trío judío de Hitler

POR ck

A mediados de los años treinta, el führer, Adolf Hitler, selló un trato de venta de municiones mediante un trío en el que participaron también un comerciante y la esposa de éste, una hermosa mujer que más adelante sería una de las diosas de Hollywood

Todos conocemos la repulsión (por decir lo menos) que Hitler sentía por los judíos. Pero al parecer esa repulsión no la hizo extensiva totalmente hacia las mujeres despampanantes. A mediados de los años treinta del siglo pasado, Hedwig Kiesler era una de las estrellas más hermosas y despampanantes del cine europeo. Su notoriedad se fortaleció cuando apareció desnuda y en las convulsiones de un orgasmo en la película Symphonie der Liebe o Ecstasy, un filme checoslovaco hecho en Praga.
Hija de padres judíoaustriacos, Hedwig más adelante se casó con Friedrich Mandl, un fabricante de armas de Viena cuyo padre también era judío. Friedrich era un tipo contrahecho y un voraz hombre de negocios. Mantenía a Hedwig encerrada en su castillo y sólo la dejaba salir para atender reuniones de negocios, donde las habilidades matemáticas de la mujer eran bien apreciadas. Mandl, asimismo, confiscaba cada copia de Ecstasy que caía en sus manos.
Su posesividad y celos insanos no abarcaban sus asuntos de negocios. En una de sus lascivas fiestas a la que asistió Adolf Hitler, Mandl buscaba desesperadamente vender municiones al dictador alemán. Al mismo tiempo, Hitler necesitaba con urgencia esas municiones, aunque también deseaba con desesperación a Hedwig. El trato fue cerrado y un ebrio trío tuvo lugar, con una Hedwig poco entusiasta. Por su parte, Hitler ignoró el hecho de que Hedwig era judía. Lo que demuestra que la maldad es la maldad y que los valores e ideales son irrelevantes cuando el interés inndividual y la calentura entran en juego.
Tiempo después, Hedwig escapó de las garras de su horrible marido y huyó a Estados Unidos, donde cambió su nombre por el de Hedy Lamarr y disfrutó de un gran éxito en su carrera fílmica. Sus habilidades matemáticas no se desperdiciaron y se dio tiempo para inventar una frecuencia de salto muy adelantada para su época, utilizada para que los torpedos alcanzaran su objetivo y que más adelante fue la base de la comunicación inalámbrica que hoy disfrutamos.
Después de cinco matrimonios y algunos episodios de cleptomanía, Hedy Lamarr murió en el 2000 y se llevó el secreto de su trío con Hitler y su esposo a la tumba. Sin embargo éste salió a la luz gracias a una biografía titulada What Almost Happened to Hedy Lamarr, escrita por la crítica de cine Devra Z Hill. El libro ofrece detalles de la vida sexual de Lamarr, incluyendo el mencionado encuentro con Hitler.
Tomado de: jewlicious.com
Traducción: José Luis Durán King.

1 thought on “El trío judío de Hitler

Comments are closed.