Enero 4, 1960. La muerte de Camus

El 4 de enero de 1960, hace medio siglo, Albert Camus, de 47 años, murió al estrellarse en su auto a las afueras de París. Tanto El extranjero como su “poema filosófico en prosa” El mito de Sísifo fueron publicados en 1942. Estas y otras otras subsecuentes, además del activismo político y su apariencia estilo Humphrey Bogart, elevaron a Camus a un estatus de culto en los siguientes años. Dicho culto, sin embargo, lo hacía sentir, como alguna vez lo dijo, como “el centro de una luz evidente”, por lo que en su discurso de aceptación del Premio Nobel en 1957 pidió que se le viera sólo como “un hombre casi joven, rico sólo en sus dudas y con una obra siempre en progreso”. Camus mantuvo una sólida creencia en sus principios de “soledad y solidaridad”, y siempre transitó por la izquierda ideológica, “a pesar de mí y a pesar de ello”, aunque por su poca disposición a utilizar su fama para causas políticas –específicamente, la idea de la independencia de Argelia a cualquier precio— Jean-Paul Sartre y otros de sus viejos amigos comenzaron a vilipendiarlo. El manuscrito incompleto de El primer hombre, la novela autobiográfica que Camus trabajaba al momento de su muerte, fue encontrado en el barro del lugar donde el escritor se accidentó, y fue publicado por su hija en 1995. Camus deseaba que esa pieza fuera su obra maestra, y así ha sido considerada por los críticos, pese a que Camus no tuvo tiempo de revisarla, por la puntuación y por su ostensible sentido de urgencia.