México científico: cinco casos exitosos

POR Mario Villanueva S.

En los países del primer mundo, los inventores cuentan con apoyo gubernamental y privado. En México, los hechos no son así. Sin embargo, del talento de científicos nacionales han surgido inventos importantes que no sólo han beneficiado a compatriotas sino también al resto del mundo

Gelatina para adelgazar
Elaborada por científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN), la gelatina dietética es un auxiliar en el tratamiento de la obesidad. Napoleón Galeana Laurel, científico de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMyH) del IPN, junto con su grupo de investigación, desarrollaron esta gelatina bajo principios activos homeopáticos. De una muestra de 70 pacientes, diez o 12 continuaron con el tratamiento, obteniendo excelentes resultados al reducir en seis meses, algunas de ellos, hasta 12 kilogramos de su peso corporal. Galeana asegura que el promedio es de dos kilogramos por mes, no obstante que el éxito del tratamiento depende en gran medida del metabolismo individual. “Tuvimos el caso de una estudiante que durante dos meses no bajó nada de peso, pero en los ocho meses posteriores redujo 21 kilogramos”, explicó.
Esta gelatina es un producto homeopático con las mismas propiedades de un glóbulo o tableta, pero con una presentación más atractiva, con el fin de mejorar el apego al tratamiento. Como sucede con cualquier régimen alimenticio estricto, quienes se someten a este proceso de reducción de peso también necesitan complementarlo con una alimentación balanceada, baja en grasas y azúcares, así como una disminución en el número de tortillas y piezas de pan consumidas. Un valor importante de esta gelatina es que no se corre el riesgo de sufrir el llamado “rebote”, gracias a que es un producto de activos naturales y que, a diferencia de las anfetaminas, no inhibe la sensación de hambre.
La gelatina sabe y se ve como cualquier otra: está elaborada con grenetina pura y saborizante, a los que se adicionan los activos homeopáticos calcárea carbónica 6C (propicia la movilidad del tejido y permite darle forma al cuerpo), graphites 6C (actúa sobre el exceso de azúcar que se ingiere) y focus vesiculosus 6C (ayuda a quemar la grasa).
El modo de preparación de este producto es tan sencillo como cuando mamá prepara una gelatina de sobre: se disuelve el contenido en un litro de agua hervida; cuando la mezcla tiene una temperatura entre 35 y 40 grados centígrados se agregan 50 mililitros de los productos homeopáticos, los cuales previamente se homogeinizan en partes proporcionales. Para quienes se preocupan por los delirantes fines de semana, el inventor de esta gelatina anuncia buenas noticias: al estar compuesta de activos de origen natural, puede consumirse sin el menor riesgo de presentar interacción medicamentosa con algún alimento u otros productos como fármacos o alcohol.
La marca del voto
Desde 1994 la preocupación de los políticos y organismos electorales mexicanos por encontrar un método que evitara la duplicación de votos estuvo latente. El control del sufragio debía lograrse a como diera lugar. Así se lanzó una convocatoria a empresas, instituciones académicas y centros de investigación del país para encontrar ese mecanismo. La respuesta no fue inmediata pero sí abundante. De todas las propuestas, destacó una por su eficacia: la tinta indeleble desarrollada por el investigador de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del IPN, Filiberto Vázquez Dávila. Y es que en las elecciones anteriores a 1994 se utilizaban compuestos que pintaban el dedo del votante de manera superficial, pero que podían limpiarse fácilmente. “Desarrollamos la tinta indeleble porque la requería el IFE; así como otras tintas para su aplicación en todo tipo de documentos factibles de falsificar (cheques, papelería bancaria, etcétera)”.
Es un pigmento que no se retira de la piel bajo ninguna circunstancia en un periodo no menor a las 24 horas, aunque en algunas personas se conserva por más tiempo. “La piel no se pinta sino que sus células se transforman, cambian de color. Por tanto, no existe ningún químico que pueda retirarla, la única forma de lograrlo sería desprendiendo el tejido con una navaja”. Las sustancias utilizadas se combinan químicamente con las proteínas de la epidermis, capa superficial de la piel en la que no hay terminaciones nerviosas y que hacen que la tinta transforme las células sin provocar alguna molestia o daño: son ácidos y fijadores orgánicos que permiten al compuesto penetrar en la piel”. Luego de las pruebas indispensables, la tinta indeleble fue aplicada sin titubeos durante las elecciones de 1994 y en las de 1997. Después Filiberto Vázquez mejoró la fórmula para que tuviera mayor fijación en menos tiempo.
Del hombre biónico a la realidad
Una prótesis biónica como la que inmortalizó el actor Lee Majors con su personaje Steve Austin en la serie El hombre nuclear hoy es toda una realidad y, aún mejor, la oportunidad para muchos de continuar si vida cotidiana sin limitaciones físicas.
El talento e interés de Apolo Zeus Escudero Uribe por la biolectrónica lo llevó a realizar una investigación que le mereció el premio Weizmman-Khan 2003 a la mejor tesis de posgrado en Tecnología que otorga la Academia Mexicana de Ciencias. Desarrolló una prótesis de codo con cuatro grados de libertad activos, única en su tipo en el mundo. “Las prótesis actuales más desarrolladas para la amputación de codo en el mundo cuentan como máximo con tres grados de libertad o de movimiento: presión (abrir y cerrar mano), prono-supinación (giro del antebrazo sobre su eje longitudinal) y flexión del codo”, precisó Escudero. De ahí la importancia de agregarle un cuarto movimiento, el de rotación humeral (rotación del húmero sobre su eje longitudinal), que, aunque se considera relevante, dice, apenas algunas prótesis lo incluyen de forma pasiva. Un ejemplo de la importancia de este movimiento es el que realiza cualquier persona al abotonarse una camisa. Actualmente, ya está a prueba con un joven que perdió un brazo en un accidente.
Tratamiento natural contra el cáncer
Científicos mexicanos encontraron que los aceites esenciales de coliflor, brócoli, cebolla y ajo son una opción para tratar con éxito células cancerosas de algunos tumores como el carcinoma nasofaríngeo (nariz y garganta). Después de años de estudio, el investigador del Departamento de Biotecnología de la UAM Ixtapalapa, Javier Morales López, inventó entre 2000 y 2001 la técnica para extraer aceites esenciales de los vegetales de la familia de las brassicas (coliflor, col, brócoli) y de las aliliáceas (cebolla y ajo). Los estudios fueron avalados por el Centro de Investigación Biomédica del Sur (CIBIS), del IMSS en Xochitepec, Morelos, y representan el nacimiento de una nueva era en el tratamiento contra el cáncer, basada en lo natural y no en medicamentos invasivos.
Los aceites esenciales son lípidos o grasas líquidas de bajo peso molecular que se caracterizan porque dan el aroma a los vegetales o productos biológicos de donde provienen y actúan en tres niveles en las células enfermas: activan mecanismos de limpieza celular por medio de enzimas antioxidantes; inhiben los mecanismos del citocromo P450 (sustancia presente cuando hay células cancerosas); inducen la apoptosis o muerte de células con daño en su información genética, las cuales no se pueden reparar a sí mismas. El término citotóxico se refiere a la toxicidad selectiva de los aceites hacia las líneas tumorales incluidas en la prueba.
Medicamento para retrasar daños de diabetes
Considerada como la principal causa de muerte en México y diversos países de Europa, América y África, la diabetes mellitus tipo 2 (no insulino dependiente) es uno de los problemas de salud más urgentes hoy en día. Sus daños colaterales en el enfermo abarcan amputaciones, cegueras, infartos e insuficiencias renales. Por ello, un grupo de investigadores del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del IPN y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) desarrollaron una fórmula que ayuda a retardar dichos efectos a los vasos sanguíneos en pacientes diabéticos y prediabéticos (con resistencia a la insulina), postergándolos.
Así, resultado de una investigación de más de diez años, la eficacia del medicamento muestra que “en sólo unos cuantos meses este producto ya comenzó a comercializarse en diversos países de Latinoamérica, Europa y África, a través la farmacéutica alemana Merck”, dice Gilberto Castañeda Hernández, uno de los creadores de esta fórmula.
Adscrito al Departamento de Farmacología y Toxicología del Cinvestav, Castañeda pronostica que, de no hacerse un gran esfuerzo por controlar la pandemia de diabetes que aqueja actualmente al país, en unos años esta enfermedad va a “tronar” el sistema de salud público mexicano.
Otros ejemplos…
*El desarrollo de la píldora anticonceptiva por el científico mexicano Octavio Miramontes Vidal del Instituto de Física de la UNAM, convirtiéndose así en la mayor contribución de la ciencia mexicana de todos los tiempos.
*Producción de insulina humana por metodologías del DNA recombinante, resultado del trabajo conjunto entre investigadores de distintos países, en el que tuvo una destacada participación el mexicano Bolívar Zapata de la UNAM.
*Vacuna MVAE2 (Oncovac) contra el cáncer cervicouterino realizada por el científico Ricardo Rosales. Hecha con gen o proteína E2 del VPH, causante de la mayoría de los casos de cáncer, la vacuna logra que el sistema inmunológico del paciente genere anticuerpos y células específicas capaces de destruir el virus o las células tumorales que lo contienen.
*Sistema de seguridad para evitar el robo de infantes en hospitales desarrollado por estudiantes de la Escuela Superior de Cómputo del IPN. El dispositivo funciona mediante la autentificación del iris del ojo y permite el acceso exclusivamente al personal autorizado en cuneros y áreas restringidas.
* La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) firmó un convenio con los laboratorios Schering y Paion para recuperar un millón 200 mil euros por el desarrollo y la comercialización que este consorcio alemán hizo con un anticoagulante inventado en la máxima casa de estudios.
*Descubrimiento del DSPA (Desmodus Salivary Plasminogen Activator), anticoagulante derivado de la saliva del vampiro, con amplio potencial de empleo farmacéutico, realizado por el investigador del Instituto de Biotecnología (IBt) de la UNAM, Alejandro Alagón Cano.
*Descubrimiento del científico Salid Kuri Harcuch de que las células del prepucio (cuero que cubre el glande del pene) de un bebé se pueden reproducir infinitamente y permiten a otras regenerarse rápidamente. Investigación de la que médicos mexicanos del Hospital Magdalena de las Salinas del IMSS, encabezados por el cirujano plástico especialista en el manejo de quemaduras, Ignacio Arámbula, efectuaron un tratamiento para quemados a partir de un cultivo celular llamado también aloinjerto, con el cual la piel logra recuperarse en sólo cinco días.

1 thought on “México científico: cinco casos exitosos

  1. HOLA ME ENCUENTRO INVESTIGANDO DE LA LLAMADA VACUNA ONCOVAC QUE MENCIONAS EN TU BLOG, SI TUVIERAS MÁS INFORMACIÓN QUE ME PUDIERAS HACER LLEGAR. GRACIAS

Comments are closed.