Junio 7, 1977. Nin, Miller, Venus

El 7 de junio de 1977, hace 33 años, Delta de Venus de Anaïs Nin fue publicado, y en este día, en 1980, murió Henry Miller. Delta de Venus fue escrito originalmente como una contribución de Nin a una obra pornográfica que un cliente anónimo les solicitó en 1940, a ella y a Miller, por la que recibían de pago un dólar por cuartilla. Aunque gran parte de Delta de Venus fue tomada o inspirada en su diario, Nin consideraba su obra pornográfica como una detracción de la imagen literaria-feminista que ella deseaba promover, pero finalmente se convenció de que su erotismo podía ayudar a sobrevivir a sus dos maridos, por lo que accedió a regañadientes a que se publicara póstumamente. Quien la convenció fue uno de sus esposos, quien también publicaría el segundo volumen, Little Birds, así como otros cuatro nuevos volúmenes de sus diarios, y de los diarios basados en Henry y June, e Incesto.
Delta de Venus se convirtió en el primer bestseller de Nin, considerado por algunos como una contribución particularmente femenina y sensible a su género. El pornógrafo que originalmente compró el material se había quejado precisamente de esa sensibilidad y le pidió Nin “que le cortara la poesía”. Esto condujo al tipo de relaciones en la que Nin mezclaba el arte y la vida y que muy pocos comprendían. En su diario de 1941, la escritora señaló que mientras editaba aquellos “días de locura erótica” registrados en sus notas de los años 30, con el propósito de hacerlos más explícitos para su cliente pornógrafo, estaba tan excitada que dijo: “He tenido un orgasmo mientras escribía, por lo que fui en busca de Henry Miller, que era tan apasionado, y luego por Gonzalo, quien también me encendía. A ambos les respondí”.
Miller encontró aquel trabajo de 100 páginas pornográficas al mes “bastante arduo”, mientras que el cliente dijo que las creaciones eran muy bizarras e insatisfactorias, por que el escritor neoyorquino prefirió renunciar antes de que lo corrieran. Pero todas las tribulaciones de Miller en el arte tendrían una recompensa: su última relación amorosa, cuando él ya estaba a mediados de sus ocho décadas, con Brenda Venus, una joven de Biloxi, Mississippi, modelo de Playboy (julio, 1986) y con algunos créditos en películas B.
Más adelante, tras describirse como “la amante y musa” de Miller, Venus publicó las mil 500 cartas que él le escribió, Querida Brenda, que sirvieron de base para otros bestsellers, todos relacionadas con la instrucción sexual. Los libros venían con un anuncio para el lector: “Cuando Querida Brenda se estrenó en Rusia (en el Teatro de Arte de Moscú, la casa de Chéjov), Brenda Venus fue interpretada por Svetlana Khorkina, una gimnasta olímpica ganadora de una medalla”.