Twinka Thiebaud, La modelo escritora

Por Regina Swain

Twinka Thiebaud nació en Los Ángeles, California, el 9 de diciembre de 1945. Fue la primogénita del pintor norteamericano Wayne Thiebaud y su esposa Patricia, quienes se casaron dos años antes de que naciera la futura modelo. Twinka creció en un ambiente bohemio y posó desde muy chica para su padre. Ella fue la modelo en una de sus más famosas obras, Supine Woman, valuada hoy en día en casi 2 millones de dólares por la casa de arte Sotheby’s

La belleza de Twinka, así como su desinhibición, la convirtió en favorita de muchos artistas de la época. La hermosa pelirroja posó para artistas como Robert Heinecken, Judy Dater, Mary Ellen Mark, Arnold Newman, Lucien Clergue, Eikoh Hosoe y Ralph Gibson. Twinka ha quedado plasmada en muchas imágenes tanto en fotografía como en pinturas que en la actualidad son parte de colecciones privadas que se han exhibido en galerías y museos alrededor del mudo, como el Museo Uffizi en Florencia y en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.
La joven modelo posó también para los fotógrafos más importantes del siglo 20. Existe una fotografía tomada por la fotógrafa Judy Dater que es ya parte del imaginario colectivo contemporáneo. En ella se puede ver a Twinka y a la ya anciana fotógrafa Imogen Cunningham (la primera y quizás la más brillante de las fotógrafas estadounidenses) posando en medio del bosque. Esta fotografía es a la vez impactante y encantadora. El encanto reside en la cara de sorpresa y asombro de Imogen, quien de joven gustaba de hacer posar a sus modelos como faunos y ninfas y en el retrato, ya anciana, parece enfrentarse con una verdadera ninfa; el concepto es un truco visual muy astuto. Lo impactante es el desnudo frontal de Twinka, que no parece pornográfico y no está diseñado para despertar deseo, sino para inspirar una sensación de inocencia y belleza natural.
Esta fotografía causó gran impacto en el mundo del arte y logró que la sociedad se replanteara la idea del desnudo. Fue el primer desnudo frontal publicado por la revista Life en su edición del Bicentenario Social en 1976, que fue dedicado a las Mujeres Extraordinarias de Estados Unidos de 1776 a 1976. Por su trabajo en los setenta, y particularmente por esa fotografía de Imogen y Twinka, Dater se ganó un lugar afianzó en la historia de la fotografía.
Otra fotografía de Twinka, también tomada por Judy Dater, aparece en la portada del libro The Woman’s Eye, dedicado a la fotografía realizada por mujeres. Esta fotografía, llamada «Twinka Thiebaud, 1970,» es un poco confusa. En ella aparece una joven frágil y bella con un vestido semitransparente. La joven se encuentra en la base de un pino, en cuclillas, sostenida de una rama por el brazo derecho. Pero lo que llama más la atención de la fotografía es la expresión retadora, amenazadora incluso, en los ojos de la modelo. Una expresión que jamás sería sugerida o siquiera tolerada por un fotógrafo varón.
Twinka soñaba con ser actriz, pero la vida puso en su camino al ya anciano escritor Henry Miller, a quien acompañó durante varios años al mismo tiempo que modelaba. Twinka cocinaba para Miller y se hacía cargo de cuidarlo. Twinka y Henry sostenían largas conversaciones en la casa del escritor en el barrio de Pacific Palisades, en Los Ángeles. Henry disfrutaba mucho de ver a la bella joven desnuda mientras cocinaba para él o empujaba su silla de ruedas.
Twinka, por su parte, descubrió que Henry Miller era un gran conversador, que entretenía casi todas las noches a sus invitados con historias de su vida y su trabajo. Poco a poco Twinka comenzó a escribir, llevando un diario sobre las conversaciones con Henry Miller. Cuando la joven mostró su trabajo al escritor, éste se mostró entusiasmado y le habló de ella su editor, Noel Young de Editorial Capra ―este incidente quedó registrado en el libro The Stroker, de Henry Miller―, quien publicó el libro de Twinka, titulado Reflections en 1981.
Hoy en día Twinka Thiebaud se dedica a la pintura y es considerada una artista seria. Vive en Portland, Oregon y está trabajando en su obra original, Reflections, la cual planea extender y publicar bajo el nombre de O Henry!

2 thoughts on “Twinka Thiebaud, La modelo escritora

  1. Otra protegida de Henry Miller… Interesante historia y sí esa fotografía de ella y su fotógrafa nonagenaria es genial!

Comments are closed.