Nada los mueve de su lugar: La 6 ª edición del Salon du Vintage

POR redacción
La 6 ª edición del Salon du Vintage [Vintage Fair] se realizará los próximos sábado 25 y domingo 26 de septiembre de 2010 en el área de Blancs Manteaux de París (Ile de France).

Sólo es un fin de semana, sí, pero con más de 80 expositores, comerciantes y especialistas en diseño que pondrán en relieve las creaciones más características del siglo pasado. Los objetos cotidianos y los artículos más raros de los 60  y la influencia de la cultura pop.

Información práctica
Salon du Vintage [Vintage Fair]
25 y 26 de septiembre de 2010, 10 a.m.-7 p.m.
Espace des Blancs Manteaux
48, rue Vieille du Temple, 75004 Paris
Entrada gratuita



Objetos de culto
Esta edición se centrará en los objetos considerados de culto, piezas de moda, diseño o de la vida cotidiana que marcaron el siglo 20.
Algunos artículos alcanzaron su lugar en la historia por su innovadora forma, su difusión ilimitada o, por el contrario, su rareza.
Elegidos, no sólo por sus cualidades estéticas o funcionales, sino como una expresión de su tiempo. En este último caso como elementos simbólicos de su momento histórico llenaron las expectativas de una sociedad que por medio del diseño intentaba saciar sus necesidades latentes y expectativas humanas.
Estos clásicos encarnan el espíritu del siglo, dándole un rostro. Se convierten en parte del patrimonio cultural.
Los grandes clásicos de la moda
En el mundo de la alta costura pocos trazos alcanzan la genialidad que les permite trascender más allá de la moda y del tiempo.
Diseños que marcaron las directrices a las nuevas generaciones de diseñadores. Rykiel, Alaia o Mugler pasaron a la historia en su búsqueda eterna de redefinir a la mujer de hoy.
En ésta edición del Salón Vintage, la selección de los tres diseños más representativos tanto por su innovación en esos años como su actual vigencia es la siguiente:

Le Kelly Hermès. En 1881. Thierry Hermès abrió su tienda de sillas de montar en París, Al terminar la Primera Guerra Mundial, los artículos de monta como bridas y arneses dejaron de ser solicitados por las élites, obligándole a buscar un nuevo giro a su empresa.
Empleando su método artesanal grabó el nombre Hermès como símbolo de los mejores trabajos en piel, especializándose en el diseño de bolsos y maletas de viaje.
Dada su fama, la famosa actriz Grace Kelly solicitó al artesano que diseñara una bolsa exclusiva para ella; sin saberlo dio origen a uno de los grandes iconos en el área de accesorios del vestir: el bolso  Kelly Kermés, sinónimo de elegancia y distinción aun en nuestros tiempos.

El traje sastre estilo Chanel. El look Chanel conquistó al mundo desde 1955 y aún hoy es un vintage básico en el guardarropa de la mujer ejecutiva. Su elegancia es impecable. Diseñado en tweed con aplicaciones de cordones bordados o en Príncipe de Gales con sus característicos nódulos blancos y negros que contrastan con largas cadenas en chapa de oro. De Coco Chanel a Karl Lagerfeld, sin olvidar el legendario traje rosa diseñado para Jaqueline Kenedy, hoy por hoy es un clásico que no pasa de moda.



El smoking de Yves Saint Laurent. El smoking era el outfit masculino para acudir a los salones para fumar. Establecerlo como un símbolo de la mujer libre y sensual fue obra de Saint Laurent, que generó una revolución en el vestir basada en un clásico. Desde 1966 su casa de modas lo presenta cada año en su colección de etiqueta.




Moda Pop
Los “míticos” de nuestro guardarropa informal tienen un mismo origen: Nacen como prendas funcionales. La gabardina sirvió como saharina a los soldados, mientras que los jeans fueron la ropa de trabajo para los mineros. Sin embargo, un siglo después, todos ellos han alcanzado las glorias de ser parte vital de nuestra cotidianidad.

Jeans Levi’s. El modelo pionero y conquistador es el 501 del señor  Levi Strauss. Europa descubrió los jeans después de la guerra, cuando millones de estadounidenses ya lo usaban. Son los baby-boomers quienes lo convierten en un símbolo de rebeldía con James Dean. Éste icon del viejo oeste hoy en día vende miles de millones en el mundo.


Las Doc Martens. El doctor Inglés Martens diseñó en 1945 un zapato con la capacidad de ajustarse a todos los pies, tanto en su morfología como en su estilo de vida. Y lo consiguió, tanto que la familia real inglesa las usa con sus tweeds, jerseys y barbours, como también, los skinhead londinenses las adoptaron como accesorio de su look urbano. Inspirado en esta imagen, Elton John diseña su par de Doc Martens para presentarse en su concierto causando furor con ellas, aunque tiempo después las  subastaría.

Converse. Desde 1936 los zapatos deportivos diseñados por Chuck Taylor son un objeto de culto. Utilizados en su inicio en todas las canchas de baloncesto de Estados Unidos, en un abrir y cerrar de ojos habían invadido las calles. Son los Converse el primer zapato que mutó su carácter de deportivo a un zapato ciento por ciento urbano. Brillante, su éxito hasta este momento es incomparable.