Janis: amor para dar y repartir

POR Angie Oak (Ma. Encina Carballo Blanco)
 Siempre con una botella en la mano, Janis Joplin llegaba a la casa de su novia a fumar hierba y a pasársela bien. Nunca aceptó su bisexualidad, pero para ella era de lo más normal acostarse con hombres y mujeres. Sus amantes fueron legión
Con Johnny Winter (intoabluehaze.blogspot.com)
Tal vez debido a su educación, Janis Joplin siempre negó ser homosexual o bisexual, aunque por su cama era habitual que pasaran tanto hombres como mujeres. Janis tuvo gran cantidad de amantes, pero, de acuerdo con la autobiografía Scars of Sweet Paradise: The Life and Times of Janis Joplin, escrita por Alice Echols en 1999, hubo una mujer que compartió más de una noche con la cantante y que llegó a ser su novia, eso sí, por un corto periodo de tiempo: “En 1963, Janis Joplin comenzó a frecuentar un nuevo club en San Francisco y allí conoció a la que sería, junto con Linda Gottfriend, la persona con la que compartiría más experiencias durante algún tiempo. Era una chica de raza negra llamada Jae Whtaker, gran amante del blues, como ella. Janis y Jae rápidamente se hicieron amantes”.
Linda Gottfriend recuerda cómo fue aquella relación: “Jae solía venir a casa a pasar la tarde con una botella de vino y unos sandwiches. Janis sacaba la hierba, bebíamos, fumábamos… y yo después me iba con mi novio, y Janis y Jae se quedaban haciendo el amor. Cuando volvía, solían estar desnudas, tumbadas en la alfombra del salón escuchando a Bob Dylan, y Janis solía decirle a Jae: “¿Sabes? Le amo. Amo a Bob. Y sé que algún día llegaré a estar con él y haremos el amor. Sé que ese día llegará, está escrito en el oráculo chino. Él es simplemente maravilloso”. Lo curioso es que Janis en ese aspecto estaba mucho más avanzada que yo. Yo tenía una pareja estable, y no me planteaba tener otras relaciones con gente de mi propio sexo o no. Janis no, era totalmente bisexual. Hacía el amor exactamente igual con un hombre, si le gustaba, que con una mujer. Y de hecho su relación con Jae era muy abierta. Se querían mucho, pero luego Janis se acostaba con otros chicos o chicas con naturalidad, y supongo que Jae también lo hacía”. Tan pronto como Janis se trasladó a vivir con Jae a los dos meses de comenzar la relación las cosas comenzaron a ir cuesta abajo. En 1964 se separaron definitivamente pero se siguieron viendo con frecuencia, sobre todo cuando Janis necesitaba dinero; en tres o cuatro ocasiones Jae le prestó dinero a la cantante. Seis años después, cuando Jae escuchó en la televisión que Janis Joplin había muerto, enojada y herida al mismo tiempo, grito “¡Maldita zorra estúpida!”.
“El hombre más feo del campus”
(antoncastro.blogia.com)
Janis Joplin fue una niña extremadamente inteligente y una estudiante muy creativa. De adolescente mostró gran talento para escribir y mayor para la pintura, pero por desgracia la adolescencia le trajo algunos cambios físicos que la traumatizaron para el resto de su vida. Su delicada apariencia infantil se esfumó, su pelo cambió del rubio infantil al castaño y un severo acné facial se instaló en su cara. Su complejo de fea llegó al extremo de concebirse no atractiva para los hombres y esto se agravó aún más en 1964, cuando ya en la universidad fue víctima de una cruel broma: sus compañeros de estudios la humillaron declarándola durante un concurso “El Hombre más feo del Campus”. Las burlas y vejaciones de sus compañeros de clase provocaron que evitara mirarse al espejo y la convirtieron en una persona introvertida y solitaria con muchas dificultades para hacer amigos. Aunque, eso sí, en la adolescencia logró hacerse con una amiga inseparable que la acompañó hasta el día de su muerte: la bebida.
Tomado de: Anecdotario del Rock. Agosto 10, 2009.