Considera Suiza iniciativa a favor del incesto

POR Tracy Clark-Flory
Una ley suiza propone despenalizar las relaciones sexuales consensuales entre padres e hijos mayores de edad; no es la primera nación que permite este tipo de vínculo

El reciente escrutinio internacional de las leyes sobre violación de Suecia ciertamente no ha derivado en una timidez legislativa entre sus vecinos europeos: Suiza está considerando un controvertido proyecto nuevo de ley para despenalizar el incesto. Un portavoz del Departamento de Justicia, explica: “El incesto sigue siendo un tabú en nuestra sociedad, pero no es con una legislación penal como se detendrán todos los aspectos de esta conducta moralmente reprobable. Por el contrario, la ley debe ser para castigar el comportamiento que es particular y socialmente perjudicial”.
El matrimonio entre parientes de segundo grado (tíos/sobrinos) ya es legal en Suiza, pero la nueva medida podría anular la prohibición de relaciones sexuales consensuadas entre hermanos y entre padres e hijos adultos. (Las relaciones sexuales con menores de edad, por supuesto, siguen siendo ilegales.) El texto de iniciativa de ley todavía tiene que ser liberado, pero los opositores han oído más que suficiente. Barbara Schmid Federer, miembro del Partido Popular Cristiano de Suiza, afirmó que la propuesta era “totalmente repugnante” y que “no se puede rayonar una ley sobre el libro de los estatutos.”
Como informé en respuesta a las noticias sobre el arresto de un profesor de Columbia por cargos de incesto, algunos tribunales de Estados Unidos castigan las relaciones incestuosas adultas sobre la base de que el gobierno tiene un interés legítimo en prevenir la endogamia. Otros tribunales consideran a los niños, siempre-y por siempre, menores de edad cuando se trata de relaciones sexuales con sus padres: el profesor de derecho Dean J. Carro, me dijo: “Independientemente de la edad del niño, todavía hay una teoría de que un padre es siempre un padre, un niño es siempre un niño y, como resultado, no existe realmente un acto sexual consensual”.

La iniciativa suiza rechaza este el pensamiento y permite la posibilidad de que un adulto de forma significativa pueda consentir relaciones sexuales con su padre o hermano. Los suizos no serían los primeros en permitir esto: de acuerdo con un informe de 2007 realizado por el Instituto Max Planck, China, Francia, Israel, Costa de Marfil, los Países Bajos, Rusia, España y Turquía no tienen ninguna prohibición sobre el incesto consensual entre adultos. El informe también señala algunos interesantes enredos legales y filosóficos en la prohibición del incesto consensual sobre la base de “peligros genéticos”:
“[L]os riesgos genéticos asociados con el incesto no son necesariamente superiores a otros riesgos genéticos existentes, ya que el tratamiento de la concepción de los niños discapacitados como “daño” o “lesión” niega a estos niños el derecho a la vida, ya que el riesgo de concebir niños con malformaciones es no castigado en virtud de otras circunstancias de hecho, y debido a este riesgo puede ser abordado con más éxito por medio de la educación y la anticoncepción que por medio de una prohibición penal general de las relaciones sexuales.”
Usted puede apostar que argumentos similares se utilizarán en el debate sobre la iniciativa de Suiza, pero tendrá que ser usted excepcionalmente fuerte para afrontar la caída del tabú todopoderoso del incesto.
t taboo.
Tomado de: salon.com. Diciembre 13, 2010.
Traducción: José Luis Durán King.