El corazón se equivoca

POR Mariana Molina
Mucha gente se pregunta cómo es que existen personas que, escribiendo cosas tan bellas como la poesía, son terriblemente insensibles para vivir; un hueco huye de ellas sin quererlo siquiera por medio de las palabras, es lo que yo me contesto. He gozado de ese bálsamo luctuoso en las horas más oscuras de mis abismos; sin embargo, todavía no aprendo a decirlas sin haberlas vivido; las proezas mas heroicas de los poetas parecen una demagogia entre el corazón y la razón, baile melodioso que se canta con latidos en los ecos de nuestra emoción, mentiras piadosas, brutalidad muerta que asfixia en suspiros de vida, lamento de sobrevivencias sin sentido, hechos fabricados para no vivirlos.
Teatro recuperado en la sala de cualquier hogar, eso es poesía, cena sin compañía para recibir a las visitas que nos han de habitar, copas vacías para brindar con la espera, metáforas alteradas donde recostar la cabeza, y luego, estacionarnos sin estación para regresar a donde nunca hemos de ir con nosotros.
Llevaba un poema bajo los ojos, no lo sabía, se escribía en las partituras inconclusas de miradas perdidas, palabras a medias que gastaban lágrimas en efectivo, venganza por sueños que me hacías leer; así maquille las ojeras pesadas sin prisa en enmudecer, que se callen los silencios, gritaba sin mirar el amparo, que escribir también es un acto de cobardía!
Fue el espejo de un adiós sin talento, finales macabros bebidos sin hielo, eso es poesía; veranos en bares donde sólo se sirve destino, encuentros lunares para amantes que cobran en signos de interrogación, miel sin excesos para vender sonrisas, almas proxenetas de alcobas sin reproches, corazones sospechosos de un Cupido que escupía, lejanías en retratos cercanos para dulces declaraciones de pánico, soplaba el viento veloz protestando de rodillas, pues escribir también es el escote del miedo!
Impúdicas flores que se conformaron con ser semillas, asientos fracasados de las oficinas, sudores aliviando tentaciones comprimidas, misterios resueltos en los archivos desechos de los pañuelos, mimos cursis para misántropos sin abogados, pan para los hambrientos de dudas, eso es poesía; himnos de humo para pulmones sin melodías, viajes a cuestas del olvido, eso es poesía; una absurda manera de encontrar ventanas que nos miran, por que escribir es otro modo de caparazón!
Porque entendí que el corazón si se equivoca, y que la razón es mentira, haciendo metáfora cualquier vida, eso ya es poesía.

2 thoughts on “El corazón se equivoca

  1. Al invocar todas las causas para dudar de la poesía, terminas haciendo poesía…
    Proyectas tus dudas internas y tus contradicciones, y terminas haciendo poesía…
    Eres el espíritu de tus palabras, el motivo de tus cuestionamientos y terminas haciendo poesía….
    Manejas el contrapunto de tus ideas y destruyes los paradigmas construyendo otros nuevos y terminas haciendo poesía…
    Me gusto….
    Eduardo Martínez Rosas

  2. La obra poetica no esta hecha solamente de vivencias personales,sino de las vivencias humanas,el corazon del poeta forma parte de lo que podemos llamar su alma,lo que constituye su sensibilidad,lo cual impregna su poesia,pero tambien esta la razón.La poesia es la busqueda de la razón de las cosas y los hechos incluidos los amorosos,pero no solo estos,sino no existiera la Iliada y la Odisea.

Comments are closed.