La red social como catalizador sexual

POR Rafael López Méndez
 El mensaje online ha sustituido de forma dramática al nostálgico anuncio en las páginas de corazones solitarios. No sólo eso: contribuye a que las parejas economicen el tiempo entre la palabra y el lecho

Mientras la mayoría de las personas festejan el Día de San Valentín en una cafetería, plaza pública o en un hotel de paso, otras crean por Internet grupos donde el amor y la amistad se convierten en deseo y pasión.
Redes sociales como Facebook permiten conocer gente y retomar contactos que se habían quedado en el pasado; de igual manera, esta red social abrió las puertas para que, mediante ese mismo formato, las personas con curiosidades o necesidades “diferentes” a los socialmente permitidos puedan contactar sin tapujos parejas sexuales a la carta en el Facebook del sexo.
Gente de todo el mundo reunida en una dirección electrónica, sólo en México cuenta con 10 millones de usuarios que logran una combinación de 57 millones de potenciales parejas sexuales mediante los distintos gustos y preferencias.
Una red social para quienes buscan placer y satisfacción sexual, en vez de experimentar los sentimientos que idealizan los abundantes fieles del 14 de febrero. Y no es que se carezca de amor en este sitio, pues los adjetivos de “cariñosa”, “seductora” y “apasionada” relucen en cada click.

Perfiles a medias de las personas inscritas –porque revisarlos completos implica pagar una cuota— dejan ver el deseo sexual de las inscritas, pero también su anhelo por ser escuchadas y comprendidas; revelan la búsqueda de un cuerpo que se convierta, en el mejor de los casos, en un alma para fundirse en la intimidad más sincera y fantasiosa que puedan crear.
Ejemplos sobran. Sobresale un perfil que tiene poco que ver con la media de los textos explícitos en esta red social. Pertenece a una mujer de 29 años, con un cuerpo increíblemente perfecto –por lo menos así lo deja ver la diminuta fotografía de presentación—, que busca hombres de 30 a 40 años: “Cualquier rincón de este mundo se debería llenar por la tentación del sexo y lo prohibido, de lo que es concebido sólo detrás de una puerta, porque exponerlo en el muro virtual de lo socialmente aceptado resultaría un acto vulgar, aunque vayan de por medio tantos sentimientos”.
Personas buscando parejas ocasionales que no exijan los parámetros “normales” de romanticismo han dejado como regla para poder siquiera pensar en una oportunidad de intimar. Individuos que abiertamente, y como si fuera la carta de un bar, piden lo que desean y que de igual manera ofrecen lo que tienen.
Deseos expuestos que en el grueso de la sociedad serían catalogados como enfermizos, pero que a su manera exponen lo mucho, poco o nada que pueden dar en este Día de San Valentín. Todo depende de que hagan click.
Para convencionales

Tan fácil como el monitor lo expone y tan difícil de llevar a la práctica, pero un sondeo de la Universidad de California revela que la gente que usa el Facebook tradicional dice tener más relaciones sexuales en tiempo récord que cuando no utilizaban esta red social.
De acuerdo con la investigación, cuatro mujeres y tres hombres de cada cinco afirman que mandar mensajes de texto, Twitter u otras redes sociales contribuye a que las nuevas parejas pasen a la cama más rápidamente.
En las mujeres, 38 por ciento aceptó que pasó a la cama antes de lo habitual gracias a la intimidad digital, según las revistas Shape y Men’s Fitness
Antes de que comience la magia, 70 por ciento de las mujeres y 63 por ciento de los hombres usan Google y otras herramientas online para indagar sobre sus citas potenciales.
Sesenta y cinco por ciento de los encuestados dijo que había conseguido una cita por mensaje de texto y 49 por ciento a través de un mensaje en Facebook.
Una vez que arranca la relación, 72 por ciento de las mujeres declara examinar las páginas en Facebook de las ex novias de su actual pareja.
Incluso en los momentos de más pasión, algunas personas no se hartan de sus dispositivos digitales, señala el estudio. Cuando llega una llamada o un mensaje mientras tienen relaciones sexuales, 5 por ciento de los encuestados dijo que echa un vistazo para saber quién llama y 1 por ciento contestó que responde.
Y cuando la llama digital se extingue, los corazones rotos mantienen viva la esperanza, ya que 81 por ciento de los encuestados dijo que no eliminaría de los amigos de Facebook a un ex y 75 por ciento reconoce que revisa la página de una ex pareja constantemente.