Homenaje en Buenos Aires a Borges a 25 años de su muerte

POR BBC Mundo
El centro de esta ciudad porteña recordó al célebre escritor, amante de la filosofía, la teología, la matemática y la mitología



La ciudad de Buenos Aires homenajeó este martes al escritor argentino Jorge Luis Borges en el 25 aniversario de su muerte con la lectura de poemas suyos.

En un acto organizado por el gobierno de la ciudad en la plaza San Martín, en el centro de Buenos Aires, se recordó al célebre escritor fallecido en Ginebra a la edad de 86 años.
Actores y presentadores leyeron varios poemas de Borges, mientras que un dúo musical interpretó milongas escritas por el autor de El Aleph.
“Borges y su obra están indisolublemente ligados a nuestra identidad porteña y no podíamos dejar de recuperar hoy parte de su legado”, dijo el ministro de Cultura y Turismo de la capital argentina, Hernán Lombardi.
Amante de la filosofía, la teología, la matemática o la mitología, de su pluma salió una ingente producción literaria compuesta por cuentos, poemas y ensayos.
BBC Mundo le presenta una selección de algunas de las frases más célebres que se le atribuyen al autor de obras capitales como Ficciones (1944), El Aleph (1949) o El Informe de Brodie (1970).

“Uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe”.
“Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos”.
“He cometido el peor pecado que un hombre puede cometer. No he sido feliz”.
“Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única”.
“Siempre he sentido que hay algo en Buenos Aires que me gusta. Me gusta tanto que no me gusta que le guste a otras personas. Es un amor así, celoso”.
“Que cada hombre construya su propia catedral. ¿Para qué vivir de obras de arte ajenas y antiguas?”
“Quienes dicen que el arte no debe propagar doctrinas suelen referirse a doctrinas contrarias a las suyas”.
“El infierno y el paraíso me parecen desproporcionados. Los actos de los hombres no merecen tanto”.
“Hay comunistas que sostienen que ser anticomunista es ser fascista. Esto es tan incomprensible como decir que no ser católico es ser mormón”.
“La belleza es ese misterio hermoso que no descifran ni la psicología ni la retórica”.
“La Universidad debiera insistirnos en lo antiguo y en lo ajeno. Si insiste en lo propio y lo contemporáneo, la Universidad es inútil, porque está ampliando una función que ya cumple la prensa”.
“Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón”.
“¿De qué otra forma se puede amenazar que no sea de muerte? Lo interesante, lo original, sería que alguien lo amenace a uno con la inmortalidad”.
“Yo siempre seré el futuro Nobel. Debe ser una tradición escandinava”.
“Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos”.
“Me gustaría ser valiente. Mi dentista asegura que no lo soy”.
“Para el argentino, la amistad es una pasión y la policía una mafia”.
“Todas las palabras fueron alguna vez un neologismo”.
“La felicidad no necesita ser transmutada en belleza, pero la desventura sí”.
“Yo creo que habría que inventar un juego en el que nadie ganara”.
“Si de algo soy rico es de perplejidades y no de certezas”.
“Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído”.
“Todas las teorías son legítimas y ninguna tiene importancia. Lo que importa es lo que se hace con ellas”.
“Sólo aquello que se ha ido es lo que nos pertenece”.
“Creo que con el tiempo mereceremos no tener gobiernos”.
Martes, 14 de junio de 2011.