El alcohol mató a Amy Winehouse

POR Redacción BBC Mundo
La muerte de Amy Winehouse fue resultado de la ingesta excesiva de alcohol, dijo la juez de instrucción a cargo del caso. La cantante de 27 años superaba en cinco veces el nivel tolerado para conducir, sobrepasando incluso la dosis considerada letal
(Mirror)
La juez Suzanne Greenway dijo que la “inesperada y repentina muerte” de la cantante fue “involuntaria”. En su apartamento fueron halladas tres botellas vacías de vodka, dos grandes y dos pequeñas, de acuerdo con la magistrada.
De acuerdo con las investigaciones realizadas se concluyó que la ganadora del premio Grammy en 2008 tenía en el momento de su muerte unos 416 mg de alcohol por cada 100 ml de sangre, cuando el límite legal para conducir es 80 mg.

Según el experto que llevó a cabo la autopsia, 350mg por 100 ml de sangre ya se considera un nivel fatal.
El informe especificó que los órganos de la cantante estaban en buen estado pero que las elevadas cantidades de alcohol en su sangre podrían haber ocasionado un fallo respiratorio e inducirla a un coma.
Por otra parte, pruebas toxicológicas confirmaron que no habían sustancias ilegales en su sistema cuando murió.
“Miraba hacia el futuro”
Andrew Morris, guardaespaldas de Winehouse, entró en la habitación de la cantante la mañana del 23 de julio pero pensó que dormía. Sin embargo, horas más tarde alertó a los servicios de emergencia cuando volvió y se dio cuenta de que seguía en la misma posición.
Winehouse había dejado las drogas pero inició una dinámica en la que por un tiempo se abstenía de beber alcohol para luego empezar de nuevo por unos días, se dijo en la investigación. La juez añadió que la cantante no había bebido por tres semanas antes de su muerte.
Su médico Christina Romete, quien trató a la estrella durante años, dijo que la noche antes de su óbito la joven le dijo que no sabía si iba a parar de beber, pero que “no quería morir”.
“Ella estaba mirando hacia el futuro”, dijo la médico.
La “batalla” de Amy
(blog.jokeroo.com)
Winehouse estaba tomando medicación para superar su abstinencia de alcohol y la ansiedad. Un psicólogo y un psiquiatra trataban a su vez su problema con la bebida. “Tenía su forma de hacer las cosas y estaba decidida a hacerlo a su manera”, dijo Romete. “Incluso respecto a la terapia tenía sus propias opiniones”.
Tras saberse el resultado de la investigación la familia de Winehouse emitió un comunicado agradeciendo los mensajes de apoyo del público. “Es un alivio finalmente descubrir lo que le pasó a Amy”, dijeron.
“Entendemos que había alcohol en su sistema cuando murió, es seguramente una acumulación de alcohol en su sistema durante varios días. Amy estaba batallando duro para superar sus problemas con el alcohol, es una fuente de gran dolor para nosotros que no pudiera ganarla a tiempo”.
Desde su muerte, el álbum Back to Black se ha convertido en el más vendido en Reino Unido del siglo XXI.
Octubre 26, 2011.