Las cinco reglas de oro de George Orwell para una escritura efectiva

POR Francisco Javier Carazo Gil*
Las palabras largas no dan más valor a tus frases ni te mostrarán más inteligente a no ser que las sepas usar muy hábilmente. Más bien tendrán el efecto opuesto, haciéndote parecer pretencioso y arrogante. Aparte, son más duras de leer y no facilitan la comprensión
(filipspagnoli.wordpress.com)
En qué mejor sitio que éste, Red de Autores, en el que comentar reglas, consejos y trucos para escribir artículos más efectivos, interesantes o divertidos. Tened en cuenta que en este caso, el papel no vale (lo leéis gratuitamente en el portal) pero el tiempo sí que vale, así que al escribir artículos en la red, en una revista digital o de papel o en donde sea, deberemos ser efectivos escribiendo.

George Orwell uno de los grandes literatos del siglo pasado, nos trajo una serie de reglas para conseguir este objetivo. Las exponemos aquí abajo, adaptadas para la escritura en la web.
1. Nunca uses metáforas, símiles o cualquier otra figura retórica que usarías al hablar en texto escrito.
La idea es sencilla, debemos evitarlas para usar más frases comunes. Son más cómodas, no crean respuesta emocional y hacen al lector más inmediata la lectura.
2. Nunca uses palabras largas donde podrías haber usar palabras cortas
Las palabras largas no dan más valor a tus frases ni te mostrarán más inteligente a no ser que las sepas usar muy hábilmente. Más bien tendrán el efecto opuesto, haciéndote parecer pretencioso y arrogante. Aparte, son más duras de leer y no facilitan la comprensión.
Cuando Faulkner criticó a Hemingway por su limitada selección de vocabulario, éste le respondió: “Pobre Faulkner. ¿Realmente crees que las grandes emociones vienen de las grandes palabras? Él se cree que no conozco las palabras de 10 mil dólares. Sí que la conozco pero hay palabras más viejas, más simples y que son mejores palabras. Esas son las que yo uso”.
3. Si es posible quitar una palabra, siempre quítala
La Gran Literatura es simplemente lenguaje cargado con significado al mayor grado posible (Ezra Pound). De acuerdo con estas palabras, cualquier palabra que no contribuye al significado, pasa a diluir su fuerza. Siempre menos es mejor. Siempre.
4. No uses nunca la voz pasiva cuando puedas usar la voz activa
Normalmente se hace caso omiso a esta recomendación, probablemente, porque muchos no distinguen entre la voz pasiva y activa de los verbos. Veamos un ejemplo simple de aplicar:
El hombre fue mordido por el perro (Pasiva)
El perro mordió al hombre (Activa)
La activa es mejor porque es más corta y tiene más fuerza.
5. Nunca uses una frase en lenguaje que no sea el tuyo, una palabra científica o una palabra propia de una jerga
Esto es complejo porque gran parte de lo que se escribe en la red tiene un contenido muy técnico. Si es posible, intenta resultar accesible al lector medio. Si tu audiencia es muy especializada, ellos actuarán de jueces. No te ofusques con explicaciones innecesarias, pero trata a la vez de que la gente entiende lo que estás escribiendo. Quieres difundir tus ideas y pensamientos, ¿no?
6. Rompe cualquiera de estas reglas tan pronto como sea necesario para evitar decir algo bárbaro.
Esta regla es un bonus y se solapa a todas las demás. Sobre todo, estate seguro de usar el sentido común. Estas reglas son fáciles de memorizar pero difíciles de aplicar. Seguramente, seguirás escribiendo miles de líneas y sigas sin aplicarlas al completo, pero la clave es el esfuerzo. La buena escritura importa probablemente mucho más de lo que te crees.
*Casi Ingeniero Informático, co-fundador y administrador de Linux Hispano, co-fundador de Red de Autores y Geometrio, puedes saber más sobre mí, mi vida laboral, mis libros, mis artículos y mi día a día en @fjcarazo y en mi perfil público de LinkedIn.