Algunos pacientes con cáncer mantienen hábito de fumar después de diagnóstico

POR Val Wadas-Willingham
Un nuevo estudio concluyó que 14 por ciento de las personas diagnosticadas con cáncer de pulmón no dejaron el tabaco pese a la enfermedad
(Getty Images)
Los médicos dicen que fumar es un hábito tan adictivo que muchas personas todavía encienden un cigarro, incluso cuando están gravemente enfermos. Ahora, un estudio reciente en Estados Unidos concluyó que incluso los pacientes con cáncer dependen del tabaco para pasar el día.
De acuerdo con los nuevos datos, publicados en la versión en línea de la revista CANCER, los investigadores encontraron que un gran número de pacientes con cáncer de colon y de pulmón no dejó de fumar, a pesar de que sabían que eso afectaba su salud.

Es crucial después de un diagnóstico de cáncer dejar el tabaco, porque éste puede dificultar los resultados del tratamiento, aseguran los médicos.
Los investigadores analizaron las tasas de tabaquismo en aproximadamente 5 mil 300 pacientes con cáncer de pulmón y con cáncer colorrectal. En el momento de su diagnóstico, 39 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón y 14 por ciento de los pacientes con cáncer de colon fumaban. Al observar a los mismos pacientes cinco meses más tarde, los investigadores encontraron que 14 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón y 9 por ciento de los pacientes con cáncer de colon mantenían el hábito.
Los médicos observaron que los pacientes con cáncer de pulmón que seguían encendiendo cigarros después de un diagnóstico por lo general estaban asegurados con Medicare –un programa de seguridad social administrado por el gobierno estadounidense—, y habían tenido muy poco tratamiento para su condición y eran grandes fumadores antes de su diagnóstico.
Las personas con cáncer de colon que continuaron fumando tendían a ser varones con bajo nivel educativo que carecían de seguro médico. También eran grandes fumadores antes del tratamiento.
Mediante el uso de estos datos, los investigadores esperan guiar a los oncólogos para que identifiquen a los fumadores continuos, y así los médicos ayuden a los pacientes a mantenerse libres de humo, aseguró la médica Elyse R. Park, del Hospital General de Massachusetts/Escuela Médica de Harvard en Boston, quien dirigió la investigación.
(secondhandsmoking.wordpress.com)
En un editorial adjunto en la revista, la médica Carolyn Dressler, del Departamento de Salud de Arkansas en Little Rock, destacó la importancia de los médicos y otros cuidadores para lograr el abandono del tabaco, especialmente en los pacientes diagnosticados de cáncer.
“La mayoría de los médicos reconocen la importancia de abordar el abandono del tabaco en sus pacientes, sin embargo, pocos lo hacen”, escribió Dressler. “Sabemos lo suficiente ahora para aplicar programas eficaces y ayudar a los pacientes con cáncer a dejar de fumar en el momento del diagnóstico y apoyarlos para prevenir las recaídas. De este modo, podemos maximizar la respuesta de los pacientes a la terapia, su calidad de vida, y su longevidad”.
Tomado de: CNN México. Enero 23, 2012.