«

»

Bélgica, al rescate de la casa de Van Gogh

POR Laura Allsop
Las autoridades de Borinage han logrado un acuerdo con el dueño del inmueble para rentarlo por 27 años, con la idea de convertirlo en un museo y posiblemente en una casa de huéspedes
La casa en la que vivió el artista será restaurada por las autoridades de Colfontaine, Bélgica (Municipalidad de Colfontaine)
Londres. Sus ventanas están cerradas, el exterior pintado de rojo luce deteriorado, y de su techo caen tejas. Esta casa abandonada en una villa en la región belga de Borinage fue una vez la casa del artista holandés Vincent van Gogh.
El inmueble y el área industrial que la rodea, en la villa de Petit Wasmes, pueden no tener un aspecto impresionante, pero fue donde Van Gogh decidió convertirse en artista.
Ahora las autoridades locales han logrado un acuerdo con el dueño de la casa para rentarla por 27 años, con la idea de convertirla en un museo y posiblemente en una casa de huéspedes, en conjunto con el vecindario de Mons, la capital europea de la cultura en 2015.

El Museo de Bellas Artes de Mons planea una exhibición sobre el tiempo en que Van Gogh estuvo en la región, y un documental que explora la vida del artista como un predicador evangélico en la comunidad minera, en el que seguramente se incluirá la casa. “Nadie vive actualmente en la casa”, explica Gregory Dufert, vocero de la municipalidad de Colfontaine. “Son cuatro paredes, algo que luce como un techo, y es todo”.
La municipalidad planea restaurar por completo la casa para que luzca como cuando Van Gogh vivía ahí. Es un recurso cultural importante para el área local, señala Dufert.
“Somos una región muy pobre y es muy impresionante saber que alguien tan celebrado como Vicent van Gogh estuvo ahí”, expresa.
Mineros en la nieve (vangoghborinage.canalblog.com)
De acuerdo con Teio Meedendorp, un experto en Van Gogh del Museo de Van Gogh en Ámsterdam, los locales en Borinage aún “tienen mucha simpatía por Vincent, porque él vio por sus necesidades y problemas”.
El lado humanístico de Van Gogh se desarrolló durante ese tiempo, e inclusive él intentó soportar las mismas dificultades como los empobrecidos mineros, abunda Meedendorp.
Pero entonces fue dado de baja de su trabajo como predicador y tomó la decisión, bajo el consejo de su hermano, de convertirse en artista.
“Fue difícil tomar la decisión y tuvo que trabajar muy duro, eso fue lo que hizo, cientos y cientos de dibujos antes de que se viera a sí mismo como un artista”, aduce Meedendorp.
Pocos de esos trabajos sobrevivieron: un dibujo titulado Mineros en la nieve de 1880 y otro que muestra a trabajadores caminando hacia una mina con un fondo oscuro, parte de una colección del Museo Kroller-Muller en Otterlo, Holanda.
En una carta a su hermano en 1880, Van Gogh afirmó sobre los dibujos: “He hecho un garabato de los mineros y transportistas yendo a la mina en la mañana en medio de la nieve, por un sendero a lo largo de un seto de espinos; sombras pasajeras, apenas visible en el crepúsculo”.
De acuerdo con Meedendorp, hay muy poca evidencia del paso de Van Gogh por Borinage, por lo que la casa se convierte en algo muy importante.
El área, también, está cambiando rápidamente, pues la industria minera casi desaparece por completo.
“Tengo mucha simpatía por esa región”, manifiesta Meedendorp. “Desde el punto de vista turístico, (la casa) ayudará a la región a tener algo de atención”.
Los amantes de Van Gogh podrán visitar la casa restaurada en 2015.
Tomado de: CNN México. Febrero 3, 2012.