Celebraría Brian Jones 70 años con gira de los Rolling

POR Notimex
La banda británica regresará a los escenarios este año para celebrar medio siglo de su fundación, aunque sin dos de sus integrantes originales: Jones, quien murió el 3 de julio de 1969, a los 27 años, y Bill Wyman, que desertó
El músico fue miembro fundador, junto al cantante Mick Jagger y el guitarrista Keith Richards, de la afamada banda en 1962 (thebluegrassspecial.com)
Brian Jones, quien fue miembro fundador, junto al cantante Mick Jagger y el guitarrista Keith Richards, de la banda de rock The Rolling Stones en 1962, cumpliría 70 años hoy martes, en el contexto de los 50 años de la agrupación.
En fechas recientes, sus integrantes festejan los 50 años de existencia del grupo, por lo que también preparan la gira de conmemoración de esta fecha, como lo hizo saber el guitarrista Ronnie Wood a una estación de radio británica.

Wood indicó que regresarán a los escenarios este 2012 para celebrar 50 años de su fundación, aunque sin dos de sus integrantes originales, primeramente Jones, quien murió el 3 de julio de 1969, a los 27 años, además de Bill Wyman, quien desertó.
Mick Jagger y Keith Richards dijeron que los miembros de la banda están listos para el espectáculo, aunque hasta el momento no han confirmado fechas ni lugares.
(http://eolapaz.com/indi-musica/mus-rollin-jones.htm)
Lewis Brian Hopkins Jones nació el 28 de febrero de 1942, en Chetenhem, Gloucestershire, en el seno de una familia acomodada. Su madre era profesora de piano y su padre ingeniero aeronáutico, aficionado a la música de jazz y practicante de piano.
Debido a su natural rebeldía institucional, Brian no era amante de los estudios pero tenía un coeficiente intelectual de 135 y llegó a cursar estudios en óptica.
A diferencia de sus compañeros de aventuras, Jones procedía de la clase alta de Cheltenham, por lo que heredó de sus progenitores la melomanía y la instrumentación. Con su guitarra, practicó desde muy joven su música favorita: el jazz y el blues.
Además de la guitarra, también tocaba a la perfección el piano, el órgano, el saxofón, el clarinete y otros instrumentos. Con el saxofón alto (al igual que Charlie Parker, uno de sus ídolos) se introdujo en el negocio musical al formar el grupo Ramrods.
En 1959, con el dinero ganado en la agrupación y por la presión de dejar embarazada a una chica de 14 años, se fue de su casa a rondar Europa, principalmente por la parte de Escandinavia, donde llevó una vida bohemia. Se dedicó a tocar su guitarra y saxofón en pequeños bares y cafeterías. Allí, sobrevivió de músico callejero por meses, y dejó dos hijos ilegítimos mientras se curtió como profesional. Años más tarde recordó esta experiencia como el período más intenso, libre y feliz de toda su corta vida.
A finales de año regresó a Inglaterra y se convirtió en amante de una mujer casada. Además de evitar a su padre, quien al parecer le reclamó por sus acciones.
Entonces, se interesó aún más por el blues americano y nombres míticos como Jimmy Reed, Muddy Waters y Elmore James, de este último debido a su gran admiración, Jones se hacía llamar Elmore Lewis.
Con Anita Pallenberg (eolapaz.com)
Sus habilidades musicales lo llevaron a formar, con Alexis Korner, los Blues Incorporated, grupo en el que conoció a Ian Stewart.
Una noche, cuando actuaba en la Ealing fue visto por un trío de amigos que vivían juntos en Londres, con la esperanza de entrar en la industria profesional de la música; sus nombres: Keith Richards, Mick Jagger y Dick Taylor, tres nuevos miembros que se incorporaron al grupo de Alexis Korner.
Keith Richards recuerda: “Brian era fantástico, la primera persona que vi tocar una slide eléctrica”. Poco después y a iniciativa de Brian Jones se formó The Rolling Stones.
Dick Taylor se marchó para fundar Pretty Things y se incorporaron dos nuevos componentes a la banda: Bill Wyman y Charlie Watts. Era 1962 y los Stones comenzaron su carrera con Jones, como líder casi absoluto.
Brian era un músico muy versátil sabía dominar técnicas de la guitarra, desde la slide, la mando guitar, la bijoo guitar, la vox de 12 cuerdas. Asimismo, en la cítara, el dulcimer, las marimbas, el sax, el melotrón, el clavicordio, las campanas, el clarinete o la armónica (le enseñó a Jagger a tocarla).
Sin embargo, los dos compositores de la banda fueron la pareja Keith Richards/Mick Jagger, la cual arrinconó a Jones, que con su dualidad de rebelde/tímido había compuesto algunos temas, pero los consideraba demasiado blandos y faltos de calidad para presentarlos al conjunto.
Nunca compuso un tema para los Stones, dejó al margen Nanker/Phelge y otras colaboraciones no acreditadas, y se dedicó a la bebida, a las drogas y a las chicas.
No obstante, Jones contribuyó con la cítara y la percusión en una canción inédita de Jimi Hendrix llamada My Little One, además de varias improvisaciones grabadas con Hendrix y Dave Mason en Traffic a principios de 1968.
Asimismo, el músico toca el saxofón alto en la canción de The Beatles You Know My Name (Look Up the Number, la cual no se publicó hasta después de su muerte; también participó en los coros de la canción Yellow Submarine.
Inició algunos proyectos en solitario, como la composición de la banda sonora de A Degree of Murder (1967) o Brian Jones Presents The Pipes of Pan At Joujouka (1971), un disco póstumo que grabó al lado de músicos marroquíes.
Otro acontecimiento clave que afectó de la vida de Jones se produjo cuando su novia Anita Pallenberg (protagonista de A Degree of Murder) le fue infiel con Richards, cuando Jones se recuperaba en un hospital de un ataque de asma.
En 2009, las autoridades británicas reabrieron la investigación sobre la muerte del músico (http://eolapaz.com/indi-musica/mus-rollin-jones.htm)
Su inmersión en las drogas poco a poco lo alejó de la vida real y la despedida del grupo fue inminente. Así, el 3 de julio de 1969 Brian Jones se encontró muerto en la piscina de su mansión, en un accidente sin aclarar.
Tras ello, The Rolling Stones, ya con Mick Taylor como remplazo de Jones en la guitarra, tenían previsto un concierto tan solo dos días después en Hyde Park, que dedicaron a la memoria de un músico excepcional, que fue acabado por sus propios excesos.
En 2005 salió, a manera de documental un filme que recrea la vida del mítico Brian Jones titulado Stoned, del director Stephen Woolley, que maneja la hipótesis de un posible asesinato al único Rolling Stone que no pudo cumplir los 30 años de vida.
En 2009, las autoridades británicas reabrieron la investigación sobre la muerte del músico, después de que el periodista Scott Jones les entregara alrededor de 600 documentos relacionados con el suceso ocurrido cuatro décadas antes.
En ese mismo año fue publicado el libro Brian Jones: The Untold Life and Mysterious Death of a Rock Legend, de Laura Jackson, que relata los misterios alrededor de su muerte, además de datos biográficos.
En 2010, el músico fue recordado en Argentina con un homenaje en el Teatro del Centro, en Buenos Aires, donde se realizó “El gran homenaje a Brian Jones”, organizado por fanáticos del músico y de la banda.
En 2011, el guitarrista Keith Richards dio a conocer su libro autobiográfico Vida. Memorias de Keith Richards, donde el autor narra la relación que mantuvieron todos los músicos con Brian Jones hasta el momento de su muerte.
También ha sido publicado el libro El hijo de Brian Jones, del escritor español Jesús Ferrero, en el que se hace un homenaje al rock de los años 60, y en el que Alex, hijo ilegitimo del músico, narra su historia de vida, así como fragmentos de la de su padre.
La novela, que sumerge al lector en la mítica y fascinante época dorada del rock and roll, se ha hecho acreedora del XIII Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones.
Febrero 27, 2012.