CRUELLA ESTÁ DE REGRESO


En 2008, Dahlia Lithwick, en su artículo «The disturbing rise of the ‘Hillary Harridan'»
escribió: «La conoces. Tiene los ojos desorbitados y el cabello revuelto. (…) Está herida, enojada y dispuesta a derrumbar la maldición de estar abajo. Ella es Lady Macbeth. Es la perturbada pirómana Bertha Mason de Jane Eyre. Es Cruella DeVil y la bíblica Lilith. Es la madrastra malvada de Blancanieves, la señorita Havishman y la fantasmal Catherine Earnshaw de Emily Bronte».