Gabo: una magia más allá de la realidad del papel

POR Jorge Eduardo Gómez
Gabriel García Márquez celebra en 2012 su cumpleaños 85, así como 45 años de Cien años de soledad. También se conmemoran tres décadas de que el escritor ganó el premio Nobel de Literatura
García Márquez nació un 6 de marzo de 1927 en Aracataca, Colombia (informecifras.com)
Una isla en el mar Caribe donde se desborda la pasión es el escenario del más reciente relato del escritor colombiano Gabriel García Márquez.
Esta historia, llena de escenas de supersticiones, el sexo al calor de la costa, y la aventura de Ana Magdalena que cada año visita esa isla para llevar gladiolas a la tumba de su madre, se escuchó por primera vez en voz del Gabo hace 13 años en la casa de América en Madrid, y tiene un título que guarda una espera: En agosto nos vemos.

Los años de soledad que los seguidores del nobel de literatura han vivido sin nuevas novelas responde a que Gabo “con la obra que tiene no tiene necesidad de publicar”.
La exigencia que el escritor pone a sus trabajos apunta a ser la otra razón por la cual no se ha publicado un nuevo título del colombiano.
“(En agosto nos vemos) es una novela que tiene escrita hace tiempo, que él (García Márquez) revisa y retoca desde hace tiempo, es muy perfeccionista. Él no tiene necesidad de publicar mucho más de manera que se lo medita más antes de entregarlo a la imprenta”, explica Cristóbal Pera, editor del escritor que este martes cumple 85 años.
2012 es considerado como el año de García Márquez, pues además de la celebración de su natalicio, se cumplen 60 años de su primer cuento, La tercera resignación, y 45 de la publicación de su novela más reconocida, Cien años de soledad.
También se conmemoran tres décadas de que el escritor nacido en Aracataca ganó el premio Nobel de Literatura. Para la Academia Sueca, en las novelas de Gabo la fantasía y la realidad se combinan en un mundo de imaginación ricamente compuesto, reflejando la vida y los conflictos de un continente.
(26noticias.com.ar)
Las letras del colombiano, dejando a un lado la ficción, reflejan la preocupación de los habitantes de América Latina. Del realismo mágico presente en su obra se traduce “una realidad que no es la del papel, sino que vive con nosotros y determina cada instante de nuestras incontables muertes cotidianas, y que sustenta un manantial de creación insaciable, pleno de desdicha y de belleza, del cual este colombiano errante y nostálgico no es más que una cifra más señalada por la suerte”, apuntó García Márquez en su discurso de aceptación del Nobel en 1982.
Pera, director editorial de Random House Mondadori, actual casa editorial de Gabriel García Márquez, señala que parte de la originalidad del laureado escritor está en ese realismo mágico. “(El realismo mágico) se convirtió en una etiqueta, que a muchos no les gusta porque piensan que simplificó la realidad de América Latina, pero al contrario, le dio una visibilidad a América Latina que no tenía en ese momento”.
La realidad creada por este mago de las letras hispanas es una unión de la cultura que vivió en su natal Aracataca y la literatura con la que Gabo se alimentó, desde Franz Kafka hasta William Faulkner.
La relación de García Márquez con Cristóbal Pera comenzó cuando éste trabajó en la edición de las memorias del escritor tituladas Vivir para contarla, que cumplen este año una década de su publicación. Pera comenta que en la obra del colombiano hay una intención de “hacer una metáfora del destino de América Latina”.
“Hay una disolución de las fronteras en las que Macondo no se identifica como un punto de Colombia, si no en toda América Latina, en la que se lee la historia como propia”, abunda Pera.
Desde su primera novela, La hojarasca (1955), hasta Memorias de mis putas tristes (2004), García Márquez ha escrito más de una decena de obras, además de cuentos y su labor periodística.
Pero mientras García Márquez continúa diciendo que “en agosto nos vemos”, Random House prepara una antología de sus textos periodísticos más literarios, con el fin de acercar a los lectores a esta faceta de García Márquez, “que siempre fue ante todo un periodista”, concluye Pera.
Tomado de: CNN México. Marzo 6, 2012.