La infidelidad en la era de las redes sociales

POR Redacción BBC Mundo
Con el creciente uso de las redes sociales, la onmipresencia de los teléfonos con cámaras fotográficas y otros programas que dejan huella, pareciera que es más difícil que los infieles se salgan con la suya
Facebook se ha convertido en la principal fuente de pruebas en 20 por ciento de los divorcios
El aumento de las rupturas a causa de una infidelidad descubierta es un fenómeno difícil de medir, pero abogados de divorcio y detectives privados aseguran que su negocio ha aumentado en los últimos años gracias a la popularidad de las redes sociales, y en particular de Facebook.
Esta plataforma, fundada en 2004 y con cerca de mil millones de usuarios, se ha convertido en la principal fuente de pruebas de 20 por ciento de los divorcios de Estados Unidos, de acuerdo con un estudio reciente de la Asociación de Abogados Matrimoniales ese país.

En la web Facebookcheating.com se recogen decenas de historias enviadas por víctimas de infidelidades ocurridas en la red social. Uno de los testimonios, de alguien que se identifica como zdbz, asegura que después de 19 años de matrimonio una noche se encontró a su esposa dormida frente a la computadora.
“Iba a apagar su laptop cuando me di cuenta de que había muchas ventanas minimizadas parpadeando. Las abrí y ahí estaba. Había estado teniendo sexo online con uno de sus ex novios”, escribió zbdz.
El director de Facebookcheating.com, Craig Gross, explica que, con base en los correos electrónicos que recibe, la mayoría de las infidelidades causadas por Facebook tiene su origen en el reencuentro con una ex pareja o amistad de la adolescencia o juventud.
“Yo no soy antiFacebook, precisa, y añade que la red social no es la causante directa de la ola de divorcios y rupturas, sino que más bien es el medio que facilita la infidelidad en las parejas que ya presentan problemas.
Cazados
(pulsatta.blogspot.com)
“Normalmente, los infieles son descubiertos por un cambio en su comportamiento”, explica la abogada de divorcios de Miami Yulisa Rodríguez. “Empiezan a pasar más horas delante de la pantalla u ocultan el teléfono. Su pareja comienza a sospechar y un buen día el infiel se despista, deja la computadora abierta y es cazado”, señala Rodríguez.
Otros adulterios son descubiertos porque la víctima recibe un mensaje de texto o un correo electrónico de la pareja, que tecleó equivocadamente el nombre del destinatario.
Pero los descuidos no son la única forma de sorprender al infiel.
Aunque es ilegal hackear una computadora para descubrir una infidelidad, hay programas en el mercado que son fácilmente accesibles para las parejas suspicaces, conocidos como Nannyware, creados para vigilar el uso de internet de los menores.
Este tipo de soporte puede capturar una imagen o detectar ciertas palabras clave, de acuerdo con la abogada estadounidense. “Muchos policías hacen la vista gorda con este tipo de prácticas, pero en algún caso han arrestado al autor”.
Quien decide realizar su investigación de forma legal también puede recurrir a ciertas trampas. Por ejemplo, Rodríguez explica que conoce casos de personas que han creado una cuenta de Facebook con una identidad ajena para tratar de ver si su pareja reacciona con interés a un coqueteo.
(dailymail.co.uk)
Puede pensarse que el mejor consejo para el amante infiel es no usar nuevas tecnologías, pero ni siquiera así parecen estar a salvo. “Conozco el caso de un cliente que fue descubierto porque una amiga de su novia lo vio en el cine con otra chica y le hizo una foto con su Smartphone”, añade el abogado matrimonialista de Miami Antonio Pagán.
Otros infieles son sorprendidos debido a la popularidad de aplicaciones para redes sociales que localizan en un mapa donde se encuentra y con quien. Lo normal es que el amante desleal y su acompañante no estén interesados en publicar estos datos, pero sí puede desvelarlo sin deliberación alguien que se encuentre con ellos.
En un mundo donde cada vez queda menos espacio para la privacidad, los infieles parecen por tanto tener todo en su contra para mantener su impunidad.
El director de Facebookcheating.com predice un aumento aún mayor de las rupturas amorosas. “Vamos a ver cada vez más casos de separaciones causadas por Facebook en los próximos años”, opina Gross. “Esto es sólo el principio”.
Gross, de 36 años y residente en Los Ángeles, está casado desde hace 13 años y su consejo para prevenir las infidelidades en Internet es que nada quede en secreto. “Mi esposa y yo conocemos la contraseña de Facebook del otro”.
Marzo 3, 2012.