La fundación Ray Charles demanda a los hijos del cantante

POR Alan Duke
El documento legal estipula que el artista ofreció 500 mil dólares para que se renunciara a los derechos de autor de sus canciones. La controversia involucra 51 canciones, incluyendo I Got a Woman y What’d I Say
(EFE/Archivo)
Los Ángeles. Una fundación creada por Ray Charles demandó a siete de los hijos del cantante, acusándolos de violar un acuerdo con su padre para no reclamar algún derecho sobre su herencia.
La creciente batalla en la Corte de Distrito de Los Ángeles en Estados Unidos se centra en 51 canciones escritas o coescritas por Charles. Estas incluyen I Got A Woman, el éxito que lo llevó a tener fama nacional en 1954, y A Fool For You, Mary Ann y What’d I Say, piezas que encabezaron las listas en su carrera.

La Fundación Ray Charles acusa a los hijos del pianista de enviar avisos de terminación de los derechos de autor a editores de música que dicen que poseían sus canciones, los cuales  la fundación sostiene que posee.
Sus reclamaciones “impropias” “crearon una enorme nube” sobre la propiedad de las canciones, causando “un riesgo extremo de que el valor de estos derechos de autor queden permanentemente dañados”, alega la demanda de la fundación.
Charles creó un fideicomiso de 500 mil dólares para cada uno de sus 12 hijos dos años antes de su muerte en 2004, a cambio de acuerdos de parte de ellos en los que “se renunciaba a cualquier reclamación posterior sobre la herencia de su padre”, se afirma en la demanda.
La fundación apoya la investigación y los programas de educación para personas con deficiencias auditivas, así como programas de educación para los jóvenes, se expone en la demanda.
“La fundación depende del ingreso recibido de la propiedad intelectual y los derechos del contrato para continuar los deseos de Ray Charles”, de acuerdo con la demanda. Sin las regalías de la música no se podrían financiar los programas, dice el documento.
“Los intentos egoístas por parte de los acusados de privar a la fundación de su propiedad intelectual y derechos de contrato no sólo son lo contario de los deseos de su padre, y violan el acuerdo que firmaron y las promesas que hicieron, sino que es lo contrario a los mejores intereses de aquellas partes inocentes que serían beneficiadas por las subvenciones hechas por la fundación”, se estipula en la demanda.
(jazzinphoto.wordpress.com)
Las cuatro hijas y los tres hijos que aparecen en la demanda supuestamente tratan de explotar una disposición en el acta de derechos de autor federal de 1976 que permite a los titulares de derechos de autor una sola oportunidad para renegociar derechos de autor antiguos, afirma la demanda. Charles renegoció los derechos de autor en 1980, de acuerdo con la demanda.
“En consecuencia, todos los avisos de terminación de transferencia presentados por los acusados pertenecientes a las composiciones musicales para las que el acuerdo de 1980 funciona como una renegociación son inválidos”, dice la demanda.
Algunas de las canciones también fueron escritas como “trabajo por encargo”, que no están sujetas a las renegociaciones de derechos de autor, se estipula.
La fundación pide 500 mil dólares por daños de cada uno de los siete hijos y una orden que les impida reclamar cualquier derecho por la música.
El abogado de los acusados es Maarc Toberoff, quien también es quien representa el estado del co-creador de Superman, Jerry Siegel, en una batalla por derechos de autor contra Warner Bros, sobre el futuro del superhéroe.
Tomado de: CNN México. Abril 2, 2012.