El ingeniero judío que diseñó el Volkswagen

La historia detrás del proyecto favorito de Hitler
“The extraordinary Life of Josef Ganz” cuenta la asombrosa historia de Josef Ganz, un ingeniero judío de Frankfurt, que en mayo de 1931 creó un revolucionario compacto: el Maikäfer (May Bug). Siete años más tarde Hitler introdujo la palabra Volkswagen. Los nazis no sólo “emplearon” el concepto del auto familiar de Ganz y su modelo de producción, finalmente copiaron hasta el nombre de su prototipo. A manera de novela, Shilperood nos relata como Ganz fue arrestado por la Gestapo, su huída y persecución más allá de las fronteras alemanas para evitar su asesinato.
Vamos a poner de relieve algunos ejemplos del libro. La mayor parte de las fotografías en el libro son inéditas  y provienen del archivo fotográfico de Ganz, que Schilperoord descubrió a partir de fuentes en Canadá y Australia.
Volkswagen
Josef Ganz nació en Budapest el verano de 1898 y se crió en Viena. Desde niño Ganz muestra sus habilidades en ingeniería. A los 12 años se le concedió la primera patente para un dispositivo de seguridad empleado en los tranvías eléctricos. Después de servir en la Primera Guerra Mundial Josef se trasladó a Alemania, donde estudió Ingeniería Mecánica.
En 1923, como estudiante, Ganz comenzó el desarrollo de un auto compacto con innovaciones en su diseño como: un motor central con caja de cambios, suspensión independiente y un cuerpo aerodinámico. Después de un accidente en motocicleta en el que Ganz se lesiona la pierna derecha, la evolución de este Ganz-Klein-Wagen sufrió una interrupción temporal.
Prototipos para el Ganz-Klein-Wagen con motor central y forma aerodinámica, 1923
Motor-Kritik
Josef Ganz fue un severo crítico de los coches antiguos producidos en los años 20, a los que consideraba “autos diabólicos” por sus ejes rígidos y su alto centro de gravedad. Como periodista independiente comenzó a escribir artículos en revistas automotrices, en los que instó a la industria automotriz a emplear más tecnología de punta.
Gracias a esto Ganz fue asignado editor en jefe de la revista automotriz Klein-Motor-Sport. Ganz utilizó esta publicación como plataforma para promover el diseño innovador del Volkswagen en particular. Debido a su fuerte crítica Ganz no sembró amigos entre los constructores de automóviles más conservadores, pero la revista se convirtió en una gran influencia. En 1929 Ganz cambió el título a algo más adecuado:  Motor-Kritik.
Fragmento de la portada de Klein-Motor-Sport, apoyando las formas aerodinámicas, con motor central, 1928
Prototipo Escarabajo
En 1930, la Ardie Motorcycle Company, de Nuremberg, dio a Ganz la oportunidad para elaborar el primer prototipo de su Volkswagen. El prototipo presentado consistía en un chasis con monoviga central, un motor central, suspensiones independientes con ejes oscilantes y su carrocería en forma de escarabajo. La producción en serie se detuvo cuando un consorcio formado por los principales fabricantes alemanes de automóviles bloqueó una propuesta de cambió en una ley que prohibía cambiar una licencia de producción de motocicletas a licencia para fabricación de autos compactos.
Josef Ganz en la prueba de manejo del prototipo Volkswagen Ardie-Ganz en 1930
El notable prototipo atrajo la atención del fabricante automotriz Adler de Frankfurt, que empleaba a Ganz como ingeniero consultor, le ofreció sus instalaciones para construir un prototipo nuevo y mejorado. Ganz termino este coche en mayo de 1931 y llamó a su nuevo modelo:  Maikäfer (May Bug). Para cumplir con el consumidor convencional, Ganz dio al coche una forma más convencional, con una carrocería de baja altura y un radiador simulado en la parte delantera.
Josef Ganz en el prototipo May-Bug, 1931
Porsche hace prueba de manejo del May Bug
Al igual que había sucedido con Ardie, los industriales automotrices bloquearon la producción del May Bug at Adler, pero se le permitió conservar el prototipo a Ganz. Él utilizó el May Bug at Adler como una muestra de tecnología aplicada e invitó a un sinnúmero de ingenieros y periodistas a probarlo manejando, demostrando el valor y funcionalidad de su prototipo Volkswagen. Estas invitaciones incluyeron a Ferdinand Porsche, que probó el May Bug antes de diseñar un vehículo similar para la Zündapp motorcycle company.
En el verano de 1931, el May Bug fue transportado en camión hasta Stuttgart, donde fue puesto a prueba por la junta de directores e ingenieros de Mercedes-Benz. Esto dio como resultado el Beetle-like,  un auto con un motor 4 cilindros de ingeniería bóxer con montaje y tracción trasera, diseñado bajo la supervisión de Josef Ganz. Él entonces había sido contratado como ingeniero consultor por Mercedes-Benz y BMW.
Prototipo: Beetle-like de Mercedes-Benz 120H, 1931
De May Bug a Standard Superior
El May bug había puesto un bombazo a la industria. Los fabricantes que anteriormente habían luchado contra Ganz y su revista Motor-Kritik para acallar su crítica por la falta del empleo de tecnología en sus autos, ahora adoptaban sus revolucionarias ideas. La carrera por ser el primero en diseñar un Volkswagen había iniciado: el primer auto con motor y tracción trasera, ligero y de línea aerodinámica.
Sin embargo, Ganz fue el primero en comercializar un Volkswagen, respaldado por el fabricante de motocicletas Standard Fahrzeugfabrik de Ludwigsburg. Empleando las múltiples patentes registradas por Ganz, desde el May Bug hasta las formas del Beetle-like, se presentó un nuevo prototipo: El Standard Superior, en el Salón del Automóvil de Berlín en febrero de 1933.
Hitler
Hitler acababa de ser nombrado Canciller de Alemania dos semanas antes y con éste nuevo cargo inauguró el evento, elogiando la labor de los ingenieros alemanes. Durante su recorrido por la exposición expreso su gran interés en el Standard Superior y la idea motorizar al pueblo alemán con el Volkswagen. Una de las primeras nuevas leyes introducidas por su oficina era que el titular de una licencia de conducir para motocicleta podía conducir un auto compacto, como el Standard Superior y un informe favorable por el National Socialist Motor Corp sobre éste vehículo fue publicado en la revista oficial del ejército.
Standard Superior fue presentado en el Salón del Automovil de Berlín en 1933
Las cosas tomaron un giro desfavorable, la Gestapo acusó falsamente a Josef Ganz de chantajear a la industria automotriz y lo arrestó en Berlin en mayo de 1933. Ganz fue encarcelado durante un mes y fue liberado gracias a algunos amigos muy influyentes. A pesar de que salió de la cárcel, la Gestapo obligó a Ganz a renunciar como editor en jefe de Motor-Kritiky como ingeniero consultor de BMW y Mercedes-Benz.
Por otra parte el Standard Superior cosechaba éxitos en las pruebas y carreras de autos. Una nueva y mejorada versión fue presentada en 1933 y fue comercializada con el siguiente lema: El Volkswagen alemán, el más rápido y barato.
Folleto de el Standard Superior, 1933
Hitler asigna a Porsche
Hitler entonces estaba decidido a apoyar el desarrollo de un Volkswagen para el pueblo alemán. Después no obtener cooperación alguna entre los grandes fabricantes de automóviles, un consorcio de desarrollo independiente fue creado, dirigido por Ferdinand Porsche. Como Judio, Josef Ganz estaba fuera de toda posibilidad. Porsche ahora estaba a cargo del diseño de los coches de un pueblo con un precio no mayor a $1.000 Reichsmark (dato publicado en la revista Motor-Kritik por Ganz).
Los nazis se aseguraron de que cualquier conexión judía con el Volkswagen fuera borrada de la historia. Se prohibió cualquier publicación de Ganz en cualquier medio. De la noche a la mañana el nombre de Josef Ganz desapareció de la escena automovilística alemana.
Swiss Volkswagen
Tres meses más tarde, durante la aterradora noche de Long Knives, la Gestapo se presentó en casa de Ganz en Frankfurt para arrestarlo y si era posible asesinarle. Ganz se salvó porque estaba de vacaciones en Suiza para calmar sus nervios. Un amigo le advirtió, más tarde, de no regresar a Alemania. Sólo hizo un viaje secreto a Frankfurt para salvar sus archivos.
Tras viajar por Europa durante casi un año, Josef Ganz se instaló en Zurich, Suiza. Allí presentó el May Bugy el Standard Superior a los funcionarios del gobierno Suizo y consiguió un contrato para desarrollar un Swiss Volkswagen con financiación estatal – tal y como Porsche estaba haciendo en Alemania. Los primeros prototipos de las marcas Volkswagen Suiza se terminaron en 1937 y se parecía mucho a los bocetos originales de Ganz a partir de 1923. Los planes de producción en Suiza, Francia y Polonia llegarón a un abrupto fin, cuando el ejército alemán invadió Polonia en 1939. Europa estaba en guerra.
Josef Ganz en el prototipo  Swiss Volkswage, 1937
Un santuario en Australia
Josef Ganz sobrevivió a la guerra en Suiza, pero se enfrentó a muchos problemas con una empresa suiza tratando de poner créditos a su diseño de Volkswagen y los oficiales de la Gestapo borraroón cualquier prueba que diera crédito a un judío sobre el aclamado auto alemán. Estos y otros acontecimientos dieron a lugar a largos procesos judiciales después de la guerra. El Volkswagen Suiza sólo se producía en pequeñas cantidades, al igual que una variación francesa llamado Julien MM5.
Dejando atrás todos sus problemas en Europa, Josef Ganz migró a Australia en 1951. Encontró trabajo como ingeniero en General Motors-Holden hasta que los problemas de salud le obligarón a retirarse. Sufrió varios ataques cardíacos y prácticamente se convirtió en un inválido, pasaba los días en casa trabajando en sus memorias. Josef Ganz murió en el olvido el 26 de julio de 1967.
Josef Ganz en Australia, al rededor de 1965
AUTOR: Paul Schilperoord

1 thought on “El ingeniero judío que diseñó el Volkswagen

Comments are closed.