LA ÚNICA, LA INDIVISIBLE

(l-aquoiboniste.blogspot.com)
Hija original de los salvajes años 60, Jane Birkin sacudió al mundo con sus extremidades delgadas, el cabello color marón y unos labios carnosos que despertaban en los hombres las ideas más juguetonas. Fruto del romance con el icono francés Serge Gainsbourg fue la canción Je t’aime moi non plus, grabada en 1969, y que contó con una serie de sonidos orgásmicos de Birkin, que espantó a las buenas conciencias de la época, lo que orilló a que la pieza fuera condenada por el Vaticano y prohibida por la cadena BBC de Londres. Tres años antes, Birkin ya había causado revuelo por su aparición en la película Blow Up, de Michelangelo Antonioni, al convertirse en la primera actriz en mostrar su vello púbico en el cine convencional.