Nada nuevo bajo el pop

POR Yolanda Valery
De acuerdo con una hipótesis de trabajo, si se efectúan algunas manipulaciones básicas sobre un típico éxito de ayer, tendremos por resultado algo que sonará muy parecido la “canción de la temporada” de hoy
Pet Shop Boys (circulomixup.com)
¿Es usted de los que piensa que la música popular contemporánea es cada vez más ruidosa y aburrida? Parece que la ciencia ha venido a darle la razón.
Un estudio dado a conocer recientemente por la revista especializada Nature concluyó que, en los 50 años recientes, la música ha subido de volumen, y si acaso ha cambiado, ha sido para volverse más homogénea.
La investigación, realizada por el Consejo Nacional de Investigaciones de España, tomó en consideración 464 mil 411 canciones almacenadas en una base de datos de la Universidad de Columbia, grabadas desde 1955. Los investigadores estudiaron factores como el tempo, las notas utilizadas, y el volumen de la producción. Los resultados no fueron muy halagüeños para los músicos modernos.

De acuerdo con una hipótesis de trabajo, si se efectúan algunas manipulaciones básicas sobre un típico éxito de ayer, tendremos por resultado algo que sonará muy parecido la “canción de la temporada” de hoy.
Más de lo mismo
“En promedio, una canción actual utiliza las mismas notas y acordes que una de los años 60, aunque las transiciones entre acordes son algo más simples”, explica el profesor Álvaro del Corral, uno de los autores del informe. “Los timbres actuales –añade— son más reducidos, aunque diferentes”. Es decir, el rango de sonidos de instrumentos utilizados es mucho más pequeño que en el pasado.
La cantidad de instrumentos que hoy dependen de los procesos de digitalización tendría una cuota de responsabilidad en esta pérdida de variedad. Es decir, cortesía de la manipulación tecnológica, el piano –por ejemplo— habría perdido algo de su “pianidad”, si se nos permite tal licencia del lenguaje.
Pero no es lo único en lo que la música contemporánea tiene menos que ofrecer que la de ayer: también las melodías entre las diferentes canciones que suenan hoy en la radio se parecen más entre sí que en el pasado.
“Obtuvimos indicadores numéricos de que la diversidad de transiciones entre combinaciones de notas ha disminuido consistentemente durante los 50 años recientes”, señala Joan Serra, otro de los investigadores.
Un poco más alto
Katy Perry (enemigapublica.wordpress.com)
En lo que sí parecen haber evolucionado hacia arriba las producciones musicales es en materia de volumen. Literalmente, las canciones de hoy suenan más alto, independientemente de la calidad de los equipos de reproducción. De acuerdo con los investigadores hay una decisión consciente por parte de los ingenieros de sonido de elevar los niveles para capturar la atención de una audiencia más amplia.
¿Y qué pueden explicar estas tendencias, que parecen apuntar hacia un abanico musical más estrecho y aburrido?
“Seguramente es porque la música popular es más una industria o un negocio, que un arte”, añade el investigador Álvaro Corral.
Así las cosas, los amantes de la música quizá tengan que archivar pronto los auriculares de alta fidelidad y optar por unos tapones de oídos. “Si sigue la tendencia actual, extrapolando, la música comercial aún se hará más simple”, abunda Corral.
Tomado de:BBC Mundo. Agosto 3, 2012.