Obra en vidrio de Picasso, en venta

POR CNN México
El museo de Evansville, de EU, no sabía que la obra Mujer sentada con sombrero rojo era del pintor español. Estuvo almacenada durante 50 años. Debido a que el museo no cuenta con el presupuesto suficiente para exhibirla decidió ofertarla
(diagonales.infonews.com)
La comisión del fideicomiso del Museo de Artes, Historia y Ciencia de Evansville, en Indiana, aprobó vender una obra de vidrio hecha por Pablo Picasso que estuvo guardada en un depósito por casi 50 años.
Mujer sentada con sombrero rojo fue regalada por un diseñador industrial al museo ubicado en Estados Unidos en 1963, pero en ese momento no sabían que la obra había sido hecha por el pintor español, por lo que fue almacenada.

Debido a que los directores del lugar consideran que no cuentan con el presupuesto y requerimientos necesarios para ponerla en exhibición, decidieron que la casa de subastas Guernsey en Nueva York realice una venta privada de la obra, informó el recinto en un comunicado.
Mujer sentada con sombrero rojo fue creada por Picasso usando una técnica de vidrio llamada “gemmail” (en plural: gemmaux), que consiste en sobreponer piezas de vidrio de colores, adherirlas con esmalte y después encenderlas. Cuando es iluminada por detrás, la pieza captura la luz, que pasa a través de capas y texturas diferentes de vidrio. “Brilla como una joya”, explica John Streetman, director ejecutivo de Evansville.
Streetman asegura que la decisión de venderla fue difícil de tomar, pero es la más “prudente” para que la pieza salga de nuevo a la luz pública. Picasso hizo al menos 50 obras con el “gemmail”, aunque es la técnica que menos se conoce de él.
Descubrimiento
El diseñador industrial Raymond Loewy compró Mujer sentada con sombrero rojo en 1950 y decidió donar la obra al museo de Evansville en 1963, ya que conocía a Siegfried R. Weng, el director en ese momento. Cuando el museo recibió la obra, la documentación asociada indicaba que la pieza había sido creada por un artista llamado Gemmaux, confundiendo la técnica con el nombre el autor.
Así fue catalogada por el personal del museo, quien la calificó como una pieza inspirada en la obra de Picasso. A partir de ahí fue colocada en el depósito y nunca más exhibida.
A inicios de este año, la casa de subasta Guernsey, en su búsqueda de obras de Picasso hechas con la técnica gemmail, contactó al museo de Evansville y les preguntó acerca del regalo de Raymond Loewy.
Fue por esta intervención que se reveló la importancia de la obra y el museo inició una investigación y estudio. R. Steven Krohn, presidente del fideicomiso del museo, nombró a un panel de asesores para determinar lo que se haría con la obra de Picasso.
“Ahora que hemos entendido los requerimientos y los gastos adicionales que traería consigo exhibirla, asegurarla, preservarla e instalarla, es claro que esos costos no pueden ser realizados por el museo”, abundó Krohn, por lo que consideraron correcta la decisión de venderla.
Agosto 16, 2012.