Las ciudades fantasma de China


POR Robin Banerji y Patrick Jackson
Con la ralentización del crecimiento, la inversión que se ha hecho en infraestructura se vuelve cada vez más difícil de sostener, y muchos proyectos inmobiliarios –desde ciudades y centros comerciales hasta parques temáticos— han sido abandonados a su suerte
Wonderland. Los granjeros usan los terrenos abandonados del parque de diversiones al norte de Pekín para sus cultivos
“Se ha hablado mucho recientemente de los pueblos fantasmas en Irlanda y España, pero China es como Irlanda y España bajo los efectos de los esteroides”. Así describe Kevin Doran, director de fondos de inversión de la empresa británica Brown Shipley, uno de los efectos de la desaceleración del crecimiento económico en China.
Con la ralentización del crecimiento, la inversión que se ha hecho en infraestructura se vuelve cada vez más difícil de sostener, y muchos proyectos inmobiliarios –desde ciudades y centros comerciales hasta parques temáticos— han sido abandonados a su suerte.

La inversión en infraestructura representa gran parte del Producto Interno Bruto (PIB). Si esta área se ve afectada, las consecuencias se sienten en todos los ámbitos. Y con una fuerza de trabajo tan numerosa se hace difícil poner un freno cuando se detiene el crecimiento, y la oferta de viviendas y negocios supera la demanda.
“Cada año ingresan al mercado laboral en China siete u ocho millones de personas y tienes que darles algo que hacer para retener la legitimidad del gobierno”, explica Doran. “Quizá hace 10 o 15 años hacían cosas que tenían sentido –carreteras, vías de ferrocarril, plantas de energía eléctrica—, pero ahora se ha llegado al punto de invertir por el sólo hecho de hacerlo”, añade.
Como señaló recientemente Edward Chancellor, estratega global de la firma de inversiones GMO, China ha construido una Roma cada dos meses en la década reciente.
Los elefantes blancos más llamativos
La ciudad nueva de Chenggong, Yunnan
Ni siquiera el centro de la ciudad está habitado
“En Chenggong hay más de 100 mil departamentos nuevos sin ocupar”, escribió en un blog Holly Krambeck, del Banco Mundial.
Diseñada para cubrir las necesidades habitacionales de Kunming, una ciudad cercana de cerca de seis millones y medio de habitantes, en el suroeste de China, Chenggong comenzó a tomar forma en 2003. Hoy está repleta de torres de apartamentos vacíos. Las autoridades no lograron atraer nuevos residentes.
Matteo Damiani, periodista italiano que trabajó durante siete años en Kunming, visitó Chenggong varias veces para fotografiar sus enormes edificios desiertos que miran hacia las plazas vacías.
“Los suburbios e incluso el centro de la ciudad estaban vacíos”, dice. “Te puedes encontrar con un estadio enorme, centros comerciales y cientos de edificios terminados, pero sin habitar”. Hay también una zona con casas lujosas, pero allí tampoco hay gente, explica.
Se cree que Chenggong es una de las ciudades fantasmas más grandes de Asia.
Nuevo centro comercial del sur de China, Dongguang, Guangdong
Está ubicado en las afueras de Dongguang, una ciudad de 10 millones de habitantes. Uno podría pensar que con semejante población, estaría repleto de tiendas y gente, pero la mayoría de los negocios está vacía desde que se terminó su construcción en 2005. El problema es que está emplazado en el medio de la nada y no hay en la zona una infraestructura de transporte apropiada.
En el interior del edificio se pueden ver escaleras mecánicas quietas que desembocan en corredores oscuros.
Sus constructores hicieron todo lo posible para convertir al centro en una atracción para los habitantes de Dongguang. Levantaron un canal con réplicas de algunos monumentos de París y Venecia.
La bloguera Mathilde Teuben describió la visita que hizo hace dos años como “una experiencia surreal. A las pocas tiendas que hay allí no acuden clientes. Fue gracioso ver los anuncios que promocionaban el centro: la mayoría tenía la imagen de niños caucásicos con el rostro sonriente”.
Pese a la falta de gente, los responsables no pierden el optimismo y dicen en su página de Internet que el centro “está destinado a ser un milagro comercial”.
Parque de diversiones Wonderland, Nankou, Changping
Los únicos que se acercan al parque son artistas o fotógrafos que buscan retratar un proyecto que no llegó a cobrar vida
Concebido hace casi 20 años y ubicado a 45 minutos en auto, al norte de Pekín, este parque de diversiones está completamente abandonado, salvo por los granjeros locales que cultivan sus productos en los terrenos vacíos, en medio de castillos y murallas medievales típicas de Disney.
A mediados de los 90, los constructores prometieron que sería el parque de diversiones más grande de Asia, pero el proyecto quedó a medio terminar por una disputa sobre las tierras.
De acuerdo con un artículo reciente publicado en CNN, el sitio atrae a algunos visitantes, pero no de la clase que les interesa a los promotores inmobiliarios: estudiantes, fotógrafos y artistas que buscan retratar “una cultura en ruinas”.
Ciudad Támesis, Shangái
Este el lugar de preferencia de muchos chinos para tomarse fotos el día de su boda
Los fotógrafos que se acercan a esta imitación de un pueblo o ciudad británica no lo hacen para retratar la decadencia sino para tomar fotos de parejas de recién casados frente a imitaciones de edificios al estilo Tudor y cabinas de teléfonos rojas.
Este suburbio de Shangai tiene un mercado, una iglesia neogótica, calles empedradas, un pub y un tradicional puesto de pescado frito con papas fritas, además de estatuas de importantes personajes británicos como Winston Churchill, James Bond y Harry Potter.
Pero excepto los fotógrafos acompañados por flamantes parejas, nadie visita esta pequeña ciudad construida en 2006.
Pero no todo está perdido. Algunos departamentos se han vendido a inversores y compradores que buscan una segunda casa y, según dijeron las autoridades chinas, hay planes para construir otra ciudad al estilo británico cerca de Pekín.
Nuevo distrito financiero y comercial, Yujiapu, Tianjin
¿Se convertirá esta ciudad en el mayor centro financiero en la próxima década?
Copiar una pequeña ciudad inglesa no parece una tarea muy compleja, pero ¿reproducir Manhattan?
Si los agentes inmobiliarios se salen con la suya, Yujiapu se convertirá en un centro financiero internacional de peso en la próxima década. China dice que ya está sentando las bases para construir el mayor centro financiero del mundo en la ciudad portuaria de Tianjin, en el norte del país.
Sin embargo, un informe de la agencia Reutersindicó que dada la situación actual los constructores se vieron obligados redimensionar este ambicioso proyecto, y el resultado sea probablemente una pequeña Shangai más que una Manhattan.
Tianjin ofrece a quienes decidan establecerse allí generosas exenciones impositivas.
Tomado de:BBC Mundo. Agosto 19, 2012.