El día de Año Nuevo de 1962, la banda grabó una cinta de audición en los Estudios Decca de Londres. Incluyeron una colección de canciones de otras bandas como MoneyCrying, Waiting, Hoping y Searchin’ . El grupo esperaba que el audio les consiguiera un contrato discográfico. Desafortunadamente, fueron rechazados por la disquera. Ésta, resultó ser una de las peores decisiones en la historia de la música.  EMI Record se robó a Los Beatles y tras la integración de Ringo Starr en remplazo de Best, el resto, como dicen, es historia.