EL FETICHISMO NAZI



La elegancia nazi, sobre todo el uniforme negro de los oficiales del cuerpo de combate de élite de las Schutzstaffel (más conocidas como las SS), ha sido adoptado y fetichizado en las comunidades subterráneas gay y por los simpatizantes del bondage y el sadomasoquismo. Piezas (y variaciones) del uniforme, como las botas de cuero y la capa de pico, se han convertido en prendas estándar de las dominatrix. En los años 70, la asociación de uniforme nazi con el sadomasoquismo y la sexualidad prohibida se plasmó en una ola de violentas películas de nazisploitation como Ilsa, la loba de las SS y la controversial Portero de noche (1974). En la cinta, una Charlotte Rampling en topless presenta una escena icónica al interpretar una canción de Marlene Dietrich para un grupo de guardias de campo de concentración mientras viste las piezas de un uniforme de la SS. Su conjunto de botas y pantalones, tirantes, y guantes de ópera negra ha sido imitado en innumerables veces, por ejemplo, por la cantante pop Madonna en 1990.
Wikipedia. La enciclopedia libre.