EU: ser atractivo puede ser motivo de despido

La corte de Iowa, conformada sólo por hombres, determinó que los jefes pueden echar a empleadas a las que vean demasiado atractivas, aunque éstas no sean coquetas y se comporten de forma irreprochable

POR rt.com

 

La corte de Iowa, conformada sólo por hombres, determinó que los jefes pueden echar a empleadas a las que vean demasiado atractivas, aunque éstas no sean coquetas y se comporten de forma irreprochable

 

(Corbis)

En Estados Unidos ser irresistible puede ser motivo de despido, de acuerdo con lo que ha dictaminado el Tribunal Supremo de Iowa, conformado sólo por hombres. El cuerpo judicial falló que un dentista actuó legalmente cuando despidió a una asistente a la que consideraba demasiado atractiva, esgrimiendo que tanto él como su esposa vieron a la mujer como una amenaza para su matrimonio.

De este modo, con siete votos a favor y ninguno en contra, el tribunal determinó que los jefes pueden despedir a empleadas que vean como una “atracción irresistible”, incluso si éstas no coquetean con él, y se comportan de forma irreprochable.

El abogado del dentista Fort Dodge, James Knight, comentó que esta decisión, la primera de este tipo en Iowa, representa una victoria para los valores familiares, ya que Knight despidió a Melissa Nelson para salvar su matrimonio, no porque ella fuera una mujer.

En esta misma línea, el magistrado Edward Mansfield argumentó que tales despidos pueden ser injustos, pero arguye no se trata de discriminación ilegal bajo la Ley de Derechos Civiles de Iowa porque son motivados por sentimientos y emociones.

Sin embargo, la abogada de la mujer despedida, Paige Fiedler, opina que la corte de Iowa, que está constituida sólo por hombres, no tiene en consideración la discriminación que afrontan diariamente las mujeres en el lugar de trabajo.

“Estos jueces enviaron un mensaje a las mujeres de Iowa, en el que les dicen que ellos no creen que se pueda responsabilizar a los hombres de sus deseos sexuales y que las mujeres de Iowa son las que tienen que monitorear y controlar los deseos sexuales de sus jefes”, señala. “Si ellos no los controlan, entonces las mujeres pueden ser despedidas legalmente por esta razón”, concluye.

Nelson, de 32 años, llevaba diez años trabajando para Knight, que la consideraba una trabajadora ejemplar. Sin embargo, en los meses recientes, su jefe empezó a darse cuenta de que su ropa ceñida lo distraía y en una ocasión le dijo que si sus pantalones tenían una protuberancia, era una señal de que ella vestía de forma demasiado provocadora, de acuerdo con documentos de la corte.

 

Diciembre 22, 2012.