Tokio. El fotógrafo japonés Shomei Tomatsu, famoso por sus series de retratos de sobrevivientes del bombardeo atómico de Nagasaki, falleció el pasado 14 de diciembre a los 82 años a causa de una neumonía, informaron sus familiares. Tomatsu llevaba tiempo ingresado en un hospital de Naha, capital de la provincia de Okinawa, en el sur del país, donde también retrató con esmero los ritos y las gentes de esta región cuya singular cultura sobrevive a duras penas tras siglos de conquistas. Tomatsu, nacido en 1930 en Nagoya, comenzó a tomar fotos en su niñez y tras graduarse en Económicas por la Universidad de Aichi, comenzó a producir instantáneas para el grupo editorial Iwanami. (CNN México). Enero 8, 2013).