Año de la Serpiente, un periodo que vaticina sabiduría y prudencia

“Los años de la serpiente suelen ser dramáticos y pueden cambiar el curso de la historia”, asegura un anciano experto en el calendario lunar. Pekín limitó el número de fuegos artificiales, una tradición en estas fechas, debido a la alta contaminación que producen

POR EFE

 “Los años de la serpiente suelen ser dramáticos y pueden cambiar el curso de la historia”, asegura un anciano experto en el calendario lunar. Pekín limitó el número de fuegos artificiales, una tradición en estas fechas, debido a la alta contaminación que producen

Cerca de 200 filipinos realizan la danza del dragón en Chinatown. (EFE)

Los chinos recibieron el viernes pasado el Año Nuevo Lunar, una festividad en la que se alcanzaron 3 mil 410 millones de desplazamientos en todo el país y que dio comienzo al periodo de la Serpiente, un animal que simboliza la sabiduría y la prudencia ante lo “propenso a lo inesperado”.

La llegada del Año de la Serpiente se produjo en la madrugada del sábado al domingo, una noche en la que la mayoría de los ciudadanos se reúnen con sus familias para disfrutar de un gran banquete y ver la Gala de Año Nuevo que emite la televisión china, un evento seguido por más de 700 millones de personas.

“Los años de la serpiente suelen ser dramáticos y pueden cambiar el curso de la historia”, explica Zhang Jianbo, un anciano de Pekín distinguido entre sus vecinos y amigos por sus habilidades y conocimientos del calendario lunar, que recuerda que sucesos como la caída del Muro de Berlín, el final de la Guerra Fría o el ataque a las Torres Gemelas acontecieron en este mismo zodíaco.

La celebración del Año Nuevo fue acompañada de petardos y fuegos artificiales en todo el país, con el objetivo de que los estruendos que provocan alejen y ahuyenten a los malos espíritus.

Este año, sin embargo, fue más difícil para los pequineses asustar a los malos espectros, después de que las autoridades locales pidieron que se redujera el número de petardos para limitar la contaminación, que llegó a niveles dañinos para la salud durante la mayor parte de enero.

Para evitar que el cielo se ennegrezca con un humo espeso durante horas y horas se redujeron a 750 mil el número de cajas de pirotecnia a la venta para estas fiestas, cuando el año pasado se comercializaron 810 mil.

 

Reuniones familiares

Fuera de la capital, miles de familias de las zonas rurales esperaron la visita de sus parientes de las ciudades, en lo que, en muchos casos, supone la única oportunidad del año para reunirse de nuevo.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma china (el organismo de planificación económica del país), se prevé que este año se registre una cifra récord y se alcancen 3 mil 410 millones de desplazamientos, de los cuales 200 millones ser harán en tren durante este fin de semana.

La mayor migración anual del planeta comenzó a finales de enero y terminará a principios de marzo, y se han notificado largas colas para acceder a las estaciones de tren y de autobús de las principales ciudades del gigante asiático.

Qi Jingyi, una recién graduada universitaria de Pekín cuya familia reside en la sureña provincia de Yunnan, compró por Internet su codiciado billete y realizó un viaje de 38 horas en tren y 8 más en autobús para llegar a su pueblo natal.

“Por supuesto que vale la pena. Solamente puedo ver mi familia dos veces al año y no me supone ningún esfuerzo hacer el trayecto”, señaló antes de partir.

 

Dificultad para encontrar boletos

(www.diapordiamesupero.com)

A pesar de que las autoridades chinas ampliaron este año la posibilidad de comprar los boletos de tren a través de la red, no todo el mundo tuvo la misma suerte que Qi y muchos ciudadanos se han quejado del mal funcionamiento del sistema o de la rapidez con la que se agotaban los pasajes.

“¿Alguien puede explicarme por qué dos minutos después de abrirse el plazo ya se han acabado los boletos hacia Hohhot?”, preguntó un internauta a través de weibo, el Twitter chino.

Dentro de sus augurios para el nuevo año, Zhang dijo que “será un buen año para los negocios, las reparticiones y los asuntos políticos”, ya que el único reptil del calendario chino es símbolo de buena fortuna y sabiduría.

Entre los nacidos bajo este signo figuran, en el terreno político, personajes tan ilustres como el primer líder de la República Popular china, Mao Zedong, o el nuevo secretario general del Partido Comunista de China, Xi Jinping, que tomará las riendas del país el próximo marzo.

“El año de la serpiente es idóneo para arrojar los viejos hábitos y pensamientos”, indica Zhang sobre el futuro cambio de gobierno. “Es el año para reinventarse. Las serpientes cambian de piel y los humanos también podemos hacerlo”.

 

Febrero 8, 2013.