Febrero 11, 2013. Renuncia de Benedicto XVI sorprende al mundo

El anuncio tomó por sorpresa a los mismos funcionarios de la Santa Sede y a los mismos periodistas, ya que en el pequeño Estado Vaticano este día es feriado por conmemorarse la firma de los Pactos de Letrán con Italia

El anuncio tomó por sorpresa a los mismos funcionarios de la Santa Sede y a los mismos periodistas, ya que en el pequeño Estado Vaticano este día es feriado por conmemorarse la firma de los Pactos de Letrán con Italia

(www.laregiondigital.com.mx)

Ciudad del Vaticano. El papa Benedicto XVI decidió de manera sorpresiva presentar su renuncia al pontificado a partir del próximo 28 de febrero, durante un Consistorio Ordinario que celebró ante cardenales de la Curia Romana.

“Os he convocado a este Consistorio, no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia”, explicó el obispo de Roma, de 85 años, en latín.

“Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”, abundó.

El anuncio tomó de sorpresa a funcionarios de la Santa Sede y a periodistas, ya que en el pequeño Estado Vaticano este día es feriado por conmemorarse la firma de los Pactos de Letrán con Italia.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, confirmó la noticia comunicado durante la reunión con los purpurados, que no tenía entre el orden del día cualquier tema relacionado con una supuesta renuncia.

El papa Benedicto anunció su dimisión con este breve texto:

“Queridísimos hermanos,

“Os he convocado a este Consistorio, no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia. Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino.

“Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando. Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado.

“Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice.

“Queridísimos hermanos, os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos. Ahora, confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, y suplicamos a María, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pontífice. Por lo que a mí respecta, también en el futuro, quisiera servir de todo corazón a la Santa Iglesia de Dios con una vida dedicada a la plegaria.

 

Federico Lombardi (ahoraesltiempo.blogspot.com)

Ninguna enfermedad en curso: Lombardi

Por su parte, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, señaló que ninguna enfermedad en curso ha llevado a Benedicto XVI a anunciar su renuncia al Pontificado. Precisó, no obstante, que el propio Pontífice, en la carta en la que anunció su decisión aseguró que en los últimos meses han disminuido en él las fuerzas físicas.

Lombardi precisó que el Vaticano espera que el cónclave de cardenales, que todavía no ha sido convocado, elija al sucesor de Benedicto XVI en marzo. Asimismo, añadió que el Papa es muy consciente del paso que ha dado y que no han influido temas como los escándalos de curas pederastas.

Al contrario, dijo, cuando arreciaban ya señaló que un pastor “nunca huye ante los lobos y deja el rebaño sólo”.

 

Una renuncia anunciada

En la Ciudad de México, el especialista en religión Bernardo Barranco consideró que la renuncia de Benedicto XVI significa un hecho histórico, y recordó que en el libro La luz del mundo ya había anunciado su renuncia, porque ahí dice que si no tiene fuerza ni salud renunciaría, “esto fue hace tres años.

Barranco explicó que el Papa tiene diabetes, artritis y padece del corazón; además, todos los problemas que ha tenido que resolver como la pederastia.

“Una siguiente reacción es que cuando fue elegido, se trataba de un Papa muy grande y él mismo lo reconoció por lo que sabía que no estaría mucho tiempo”, expresó.

En marzo, dijo, habrá dos papas debido a que todavía será considerado Papa.

 

Decisión del Papa fortalece la fe: CEM

El secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Eugenio Lira, aseguró que la decisión del papa Benedicto XVI fortalece la fe.

En conferencia, el también obispo auxiliar de Puebla afirmó que el Papa Benedicto XVI no fue un encubridor de pederastas. Al contrario, fue “implacable y nunca le dio carta a la justicia, él la exigió”.

Lira manifestó que el pontífice siempre ha sido congruente con sus actos y sus decisiones han sido firmes, además de que su legado es su gran testimonio que siempre se conduce con la verdad.

“No le ha temblado la mano, actuó con firmeza y tolerancia”, señaló.

 

“Papables”

Basílica de san Pedro (www.flickr.com

Si bien no existen candidatos oficiales para suceder a Benedicto XVI, quien anunció que dejará el cargo el 28 de febrero, a continuación la lista de los “papables” o potenciales pontífices, que son los que se mencionaron con más frecuencia recientemente.

La lista es alfabética, no en orden de sus posibilidades, y probablemente cambie entre hoy y el momento en que se celebre el cónclave en marzo.

 

Joao Braz de Aviz (Brasil, 65 años)

Llevó un aire fresco al departamento vaticano de congregaciones religiosas cuando asumió en el 2011. Apoya la preferencia por los pobres en la teología para la liberación latinoamericana, pero no los excesos de sus impulsores. Su perfil bajo podría jugarle en contra.

 

Timothy Dolan (EU, 62 años)

Se convirtió en la voz del catolicismo estadounidense tras ser nombrado arzobispo de Nueva York en 2009. Su humor y dinamismo han impresionado al Vaticano, donde suelen faltar esas características. Pero los cardenales son cautos ante un “Papa de una superpotencia” y su estilo efusivo puede ser demasiado estadounidense para algunos.

 

Marc Ouellet (Canadá, 68 años)

Es en la práctica el principal director de personal del Vaticano como jefe de la Congregación de Obispos. Alguna vez dijo que convertirse en Papa “sería una pesadilla”. Aunque está bien conectado, el laicismo amplio de su Quebec natal podría resultarle un punto negativo.

 

Gianfranco Ravasi (Italia, 70 años)

Ha sido ministro de Cultura del Vaticano desde 2007 y representa a la Iglesia en los mundos de las artes, la ciencia, la cultura e incluso ante los ateos. Este perfil podría perjudicarlo si los cardenales deciden que requieren a un pastor experimentado más que otro profesor como Papa.

 

Leonardo Sandri (Argentina, 69 años)

Es una figura “transatlántica”, nacido en Buenos Aires de padres italianos. Tuvo el tercer puesto en importancia en el Vaticano como su jefe de gabinete entre 2000 y 2007. Pero carece de experiencia pastoral y su labor supervisando a las iglesias orientales no es una posición de poder en Roma.

 

Odilo Pedro Scherer (Brasilia, 63 años)

Se ubica como el candidato latinoamericano más fuerte. Arzobispo de Sao Paulo, la mayor diócesis en el mayor país católico, es conservador en su nación, pero en otras partes resultaría moderado. El rápido crecimiento de las iglesias protestantes en Brasil podría no beneficiarlo.

 

Christoph Schoenborn (Austria, 67 años)

Es un ex estudiante del Papa Benedicto XVI con un acercamiento pastoral que el pontífice no tiene. El arzobispo de Viena figura como papable desde que editó el catecismo de la Iglesia en los años 90. Pero algunas posturas cautelosas en materia de reformas y el fuerte disenso de parte de algunos clérigos austríacos no lo favorecen.

 

Angelo Scola (Italia, 71 años)

Es un arzobispo de Milán, una plataforma para el papado, y es la principal apuesta de muchos italianos. Experto en bioética, también conoce el Islam como responsable de una fundación para promover el entendimiento entre cristianos y musulmanes. Su densa oratoria puede alejar a los cardenales que busquen un comunicador carismático.

 

Luis Tagle (Filipinas, 55 años)

Tiene un carisma que se suele comparar con el del fallecido Juan Pablo II. También es un colaborador estrecho de Benedicto XVI luego de trabajar con él en la Comisión Teológica Internacional. Si bien tiene muchos partidarios, solo se convirtió en cardenal en 2012 y los cónclaves son cautos frente a los candidatos jóvenes.

 

Peter Turkson (Ghana, 64 años)

Es el principal candidato africano. Jefe de la oficina de justicia y paz del Vaticano, es el portavoz de la conciencia social de la Iglesia y respalda la reforma financiera mundial. Mostró un video criticando a los musulmanes en un reciente sínodo vaticano, generando dudas sobre qué piensa del Islam.

 

Con información de: Notimex, EFE, MILENIO Diario, Reuters.