POR Redacción Iruya.com

 Comenzó estudiando piano, pero al perder un dedo de la mano derecha en un accidente, decidió dedicarse al estudio de la guitarra

(www.futuro.cl)

El legendario guitarrista, compositor y cantante de blues falleció el pasado 21 de febrero en Filadelfia a los 75 años. La pérdida de esta voz esencial del blues de Chicago, al que impulsó Muddy Waters, basado en la electrificación del viejo ritmo cadencioso y acústico nacido a principios del siglo pasado a orillas del Mississippi, fue confirmada por su manager Marty Salzman.

El artista, que combinó como pocos la triste dulzura de su guitarra con una voz imponente, murió en un hospital en Filadelfia, Pennsylvania, debido a problemas respiratorios que se empeoraron mientras estaba de gira varias semanas antes.

La historia del músico originalmente llamado Morris Holt, señala que nació el 7 de agosto de 1937 en Grenada, Mississippi, donde cantaba en el coro de la iglesia y tocaba la guitarra. Comenzó estudiando piano, pero al perder un dedo de la mano derecha en un accidente, decidió dedicarse al estudio de la guitarra, practicando durante la semana en los algodonales y tocando blues en fiestas en casas los fines de semana.

Dueño de personalidad musical para desarrollar un blues donde la guitarra se enlaza con su particular voz, desde 1967 formó su primera banda, The Teardrops, en la que también tocaban sus hermanos y cuya denominación mantuvo desde entonces para presentar sus discos y conciertos.

El guitarrista grabó su primer álbum en 1977, Born Under A Bad Sign, al que le sucedieron recordadas placas como Let Me Love You, Living Chicago Blues, Liv’n Blue, Grand Slam, Spider In My Stew, Chicago Blues Session, Raising the Bar y Bad Boy, que registró el año pasado.

 

Tomado de: absentamusical.com. Febrero 21, 2013.