(reallifeiselsewhere.blogspot.com)

En 1978, el director francés Louis Malle debutó en el cine estadounidense con la película Pretty Baby, cuya historia se ubica en el la zona roja de Nueva Orleans, y narra la intimidad de un burdel donde trabaja la prostituta Hattie (Susan Sarandon), quien tiene a su lado a su hija Violet. La cinta marcó el descubrimiento y debut de una actriz adolescente llamada Brooke Shields, cuya belleza impactó al mundo, aunque sus actuaciones siempre dejaron mucho qué desear.