¿A dónde se fue la lepra?

Es uno de los misterios sin resolver de la ciencia: por qué en el siglo XVI la lepra pasó de ser una de las enfermedades más prevalentes en la Europa medieval a prácticamente desaparecer

Es uno de los misterios sin resolver de la ciencia: por qué en el siglo XVI la lepra pasó de ser una de las enfermedades más prevalentes en la Europa medieval a prácticamente desaparecer. En un intento por comprender qué originó este repentino cambio, un grupo de biólogos y arqueólogos han reconstruido los genomas de las cepas medievales del patógeno responsable de esta enfermedad. Para ello, exhumaron las tumbas de personas de aquella época y, a partir de sus restos humanos, decodificaron casi por completo cinco cepas de Mycobacterium leparae (la bacteria causante de la lepra). Los resultados fueron claros: los genomes de las cepas medievales son casi exactamente el mismo que el de las cepas contemporáneas y el modo de propagación tampoco ha cambiado. Si el descenso de los casos de lepra no se puede explicar a través del patógeno, la razón debe estar en el huésped, es decir, en nosotros, concluyó Stewart Cole, codirector del estudio y jefe del Instituto Salud Global de EPFL. (elmundo.es).