Berkeley/Nueva York. A Joyce Carol Oates le vienen las ideas cuando sale a correr. El resto es “trabajo duro”, afirma la estadounidense, quien ha cumplido 75 años y escrito más de 50 novelas. Tantas como sus compatriotas Philip Roth, Don DeLillo y Thomas Pynchon juntos. Al contrario que otros compañeros de profesión, la eterna candidata al Nobel de Literatura no esquiva ni los focos ni las redes sociales. Está en Facebook, escribe blogs y diariamente está activa en Twitter. Cuando esta dulce mujer aparece en televisión o en un congreso, pocos creerían la edad que tiene. En casi todas sus obras muestra la otra cara de la moneda en la búsqueda del éxito y la felicidad, cómo la violencia y la tragedia corrompen al ser humano. “Creo que el arte no debe agradar”, señaló una vez. “Para eso tenemos el entretenimiento de masas y para eso nos tenemos los unos a los otros. El arte debe provocar, desasosegar, despertar sentimientos e inclinar nuestras simpatías allá donde no se las espera y quizá no se las quiera”. (Dpa).