Vigente, el romance de Cortázar con escritores y artistas

La exposición De la tierra al cielo. 50 años de Rayuela, inaugurada en la galería Luis Cardoza y Aragón, del Fondo de Cultura Económica, descubrió cómo los artistas plásticos y escritores, a 50 años de la aparición de Rayuela, son reconquistados por el autor argentino

POR Juan Carlos Castellanos C.

 La exposición De la tierra al cielo. 50 años de Rayuela, inaugurada en la galería Luis Cardoza y Aragón, del Fondo de Cultura Económica, descubrió cómo los artistas plásticos y escritores, a 50 años de la aparición de Rayuela, son reconquistados por el autor argentino

Rayuela(Notimex)

“La novela Rayuela de Julio Cortázar me marcó la vida: Abrió ante mí un panorama distinto, una nueva forma de ver la vida y estar en el mundo; hoy soy coleccionista de volúmenes de ese título publicados en diversas épocas y sellos”, señaló la editora María Luisa Passarge.

La directora de la Cabra Ediciones indicó lo anterior durante una entrevista y abonó a sus declaraciones que son tantas las ediciones diferentes de Rayuela que ha cosechado a lo largo de los años, que en breve serán colocadas vitrinas con ellas dentro de la exposición De la tierra al cielo. 50 años de Rayuela, inaugurada el pasado 26 de junio.

Abordada en el marco de la apertura de la muestra en la galería Luis Cardoza y Aragón, del Fondo de Cultura Económica (FCE), Passarge se descubrió como parte los artistas plásticos y escritores que a 50 años de la aparición de esa obra son reconquistados por su autor, Julio Cortázar.

La entrevistada subrayó que para ella resulta un hecho simbólico de enorme trascendencia que Rayuela cumpla medio siglo. “Esa inquietud, por suerte, encontró eco en mi compañero el fotógrafo Rogelio Cuéllar, e imbuidos por el espíritu cortaziano de juego y magia, invitamos a 50 artistas a la fiesta”.

Añadió lo anterior al explicar que ambos contactaron con medio centenar de escritores y artistas plásticos como Vicente Rojo, Vicente Rojo Cama, Boris Viskin, Sebastián, Roger von Gunten, Manuel Marín, Nunik Sauret, Jazzamoart, Sandra Pani, René Freire, y Alberto, Francisco y José Castro Leñero, entre otros.

Tocó a Cuéllar, quien terció en la entrevista, explicar la génesis de la muestra que permanecerá abierta hasta el 21 de julio: “Como en la escuelita, puse en mi casa una mesita y junto a ella una sillita de mi hija. María Luisa y yo les dimos materiales como pintura y acuarelas para que ellos hicieran su propia rayuela”.

Detalló al explicar que para Cortázar, el argentino universal, rayuela es lo que en México se conoce como avión”, ese juego que se dibuja en el piso y se juega con una teja elaborada con papel, preferentemente periódico, humedecido. A decir verdad, se trata de un solaz esparcimiento al que hoy ya casi no se recurre.

Passarge y Cuéllar recordaron que otro motivo que los atrapó para llevar a cabo este proyecto, además del cincuentenario de la primera edición de Rayuela, la cual salió de la imprenta el 28 de junio de 1963, es que en 26 de agosto de 2014 se cumplirá el centenario del nacimiento del autor. “Y eso había que celebrarlo”.

De acuerdo con los invitados a la ceremonia de apertura, Rayuela es un texto que cambió la literatura, sacudió a los lectores en todo el mundo y desde luego supuso el reconocimiento internacional de su autor, de quien el 12 de febrero de 2014 se cumplirán 30 años de su muerte en París, donde vivió desde 1951.

La aparición de Rayuela en 1963 sacudió el mundo literario de su tiempo y supuso una verdadera revolución en la narrativa en lengua castellana. Por primera vez un escritor llevaba hasta las últimas consecuencias la voluntad de transgredir el orden tradicional de una historia y el lenguaje para contarla.

 

Tomado de: Notimex. Junio 27, 2013.