El retratista de las chicas negras del Swinging London

James Barnor llegó de Ghana a Londres como fotógrafo de la revista sudafricana Drum para retratar el cosmopolitismo y la sofisticación de la capital británica. Ilustró los cambios que sufría Ghana en la recta final hacia la independencia y también hizo visible a la población negra del Reino Unido

POR Helena Celdrán

James Barnor llegó de Ghana a Londres como fotógrafo de la revista sudafricana Drum para retratar el cosmopolitismo y la sofisticación de la capital británica. Ilustró los cambios que sufría Ghana en la recta final hacia la independencia y también hizo visible a la población negra del Reino Unido

Erlin_1La modelo Erlin Ibreck posa para la revista Drum en Londres en 1966 (James Barnor/Autograph ABP)

No era frecuente ver a chicas negras en revistas británicas en los años 60, exhibiendo minifaldas, trajes de pantalón y chaqueta con estampados color tierra; posando junto a elegantes coches o iconos londinenses como el buzón rojo o la boca de Metro. Ganarse la vida como modelo y no tener la blanca era un imposible, sin embargo, un fotógrafo africano hizo que la excepción pareciera habitual retratando a mujeres negras de Londres para la prensa de Sudáfrica.

James Barnor procedía de Ghana y retrataba a modelos para la revista sudafricana Drum. La elección de mujeres negras era lógica y natural, las jóvenes africanas que mostraba (y que apenas tenían presencia en los editoriales de moda ingleses) eran para los lectores de la publicación símbolos del cosmopolitismo y de la sofisticación creciente del Swinging London.

Cuando recibió el encargo que lo llevó a la capital inglesa no era un principiante: había comenzado a hacer fotos en 1947 en su país natal (entonces colonia británica) como aprendiz de su primo. Después abrió el Ever Young Studio, representativo de la fotografía ghanesa, al que acudieron no sólo parejas y niños endomingados, sino políticos africanos de altura, la duquesa de Kent y el entonces vicepresidente Richard Nixon cuando acudió a la ceremonia de independencia del país en 1957. El nombre del estudio, Siempre Joven, era una alusión a “la belleza eterna” que exhibirían los retratados tras los talentosos retoques a lápiz que Barnor realizaba siempre que era necesario suavizar arrugas e imperfecciones.

 

Premiado a los 82 años

La galería Impressions –en la ciudad de Bradford, al norte de Inglaterra— hace justicia al veterano autor africano con Ever Young, una retrospectiva de las fotos de estudio y de calle que Barnor hizo en Ghana y en Londres de los años 40 a principios de los 70.

Figura fundamental en el proceso de descolonización de Ghana, Barnor ilustró con sus retratos la recta final del país africano hacia la independencia y también hizo visible a la población negra del Reino Unido. El cuerpo de su carrera es un testimonio social y artístico que sin embargo sólo ha sido premiado una vez, en 2011, cuando Barnor ya tenía 82 años.

 

Tomado de: 20minutos.es. Julio 17, 2013.