Mes: septiembre 2013

Maquiavelo: el poder es el nombre del juego

Maquiavelo: el poder es el nombre del juego

Maquiavelo es conocido por un solo libro, Il Principe, publicado en 1537, cinco años después de su muerte. Comenzó a trabajar en él en una casa pobre de campo después de ser despedido de su cargo por los Medici en 1512. Por esa época escribió su otra obra maestra, Los discursos sobre Tito Livio. Ambas obras, según confiesa el autor, son producto de un hombre que no tenía nada que hacer por las noches

Una nueva vida para el asesino

Una nueva vida para el asesino

Christian Longo fue arrestado en Tulum, Quintana Roo, México. Detrás de esa personalidad pública, afable y tranquila se escondía un ser oscuro, con crímenes que iban más allá del fraude y el peculado

Estúpidas siete maneras para despedirse

Estúpidas siete maneras para despedirse

Encendí la computadora. Iba a revisar cualquier estupidez. Una red social. Algún correo pendiente. Entraste desnuda a la recámara. Tus afilados pezones. También tu velludo sexo. Qué se vaya a la mierda esto. Dije, aventé la computadora a un lado y te abracé

El primer concierto de rock de la historia

El primer concierto de rock de la historia

El nacimiento masivo de este fenómeno musical pudo no haber sido posible sin dos visionarios que asaltaron las ondas radiales con el vibrante sonido nuevo; al hacerlo pusieron a bailar juntos a los jóvenes blancos y negros de Estados Unidos

Exhibirán en Italia imágenes inéditas de la Revolución mexicana

Exhibirán en Italia imágenes inéditas de la Revolución mexicana

Parte del material fue restaurado por la Filmoteca de la UNAM, lo que implicó un trabajo de investigación histórica, identificación y ordenamiento del mismo, así como la búsqueda de crónicas periodísticas de la época. También se tuvieron que hacer recorridos físicos por los lugares donde se tomaron las imágenes y se revisó fotograma por fotograma

Pablo Neruda y el funeral que Pinochet no pudo frenar

Pablo Neruda y el funeral que Pinochet no pudo frenar

“Cuando llegué ya había entre 600 y mil personas. Era un día muy triste, muy nublado, y había bastante ansiedad. Y de pronto empezó a llegar el cortejo. Y detrás del cortejo vendrían, qué se yo, otras mil personas. Y a medida que los dos grupos se juntaron, empezó lentamente a cantarse La Internacional. Fue desgarrador”, explica fotógrafo