Por qué Coco Chanel era imprescindible

Con 200 objetos entre ropa, accesorios, joyería, fotografías, anuncios y revistas, una muestra repasa la trayectoria de la modista y su legado. Cuando inició su carrera, la ropa de mujer era opresora y aparatosa. El recorrido se detiene en los comienzos de la diseñadora, en sus grandes éxitos

POR Helena Celdrán

Con 200 objetos entre ropa, accesorios, joyería, fotografías, anuncios y revistas, una muestra repasa la trayectoria de la modista y su legado. Cuando inició su carrera, la ropa de mujer era opresora y aparatosa. El recorrido se detiene en los comienzos de la diseñadora, en sus grandes éxitos

Coco_1Coco Chanel: un estilo con leyenda (www.republica.com)

Anticipó el fin de la ropa femenina que aprisionaba el cuerpo dificultando incluso la movilidad. Coco Chanel (1883-1971) apostaba ya en sus primeros modelos (anteriores a 1910, cuando todavía no era famosa) por la comodidad, por la sofisticación lograda a partir de prendas sobrias y, sin embargo, bellas.

El símbolo de esa filosofía es el vestidito negro que la diseñadora francesa reinventó en 1926: el atuendo—una prenda imposible, relegada al luto o a la servidumbre— con un corte holgado y de mínimos detalles diagonales, se convirtió en el máximo exponente de lo chic, un elemento adecuado para cualquier ocasión e imprescindible para la mujer moderna.

Mythos Chanel (La leyenda de Chanel) —en el Museo del Arte y la Industria de Hamburgo (MKG) hasta el 18 de mayo— se adentra en la vida y en la carrera de una figura histórica del diseño de moda y se detiene en los motivos por los que Chanel mantiene intacto el poder de seducción y sigue siendo un ejemplo de elegancia a pesar del paso de los años.

 

El misticismo del número cinco

La exposición reúne más de 200 objetos entre trajes de mujer, accesorios, joyería, anuncios, retratos históricos (de fotógrafos como Man Ray o Horst P. Horst) y una selección de revistas de moda datadas entre 1920 y 1971. Más de 54 atuendos originales —38 de ellos creados por la diseñadora— unas 50 piezas de joyería y más de 35 adaptaciones de clásicos de la prestigiosa firma se exhiben por primera vez.

En tres grandes secciones la muestra se detiene en los comienzos, en los clásicos que la auparon a la fama mundial y la convirtieron en referente para otras casas de alta costura y por último en la labor del alemán Karl Lagerfeld (1933) —actual diseñador de la marca— para Chanel desde su incorporación en 1983 y hasta el presente.

La fase creativa de Coco Chanel anterior a la II Guerra Mundial se documenta con un repaso a algunos de sus mejores trajes de noche y conjuntos de día y con un frasco original de Chanel Nº 5, el perfume creado por la firma en 1921. La diseñadora escogió el número por el significado místico que tuvo para ella desde la niñez y también por ser el número que correspondía a la muestra que eligió de entre las varias que le presentaron los perfumistas que trabajaban en la fragancia.

 

¿Burdas copias o ejemplos de la influencia?

Coco_25 Most Famous Chanel No 5 (impressivemagazine.com)

Durante la II Guerra Mundial cerró su negocio y dejó en activo sólo una boutique. Mantuvo una estrecha relación con el nazismo y eso dañó su reputación al término del conflicto, a pesar de todo logró reponerse y abrir de nuevo en 1954. El museo recopila de los años cincuenta a 1971 ropa creada para la actriz Marlene Dietrich y una gran cantidad de joyas exclusivas completadas con fotos originales.

La sección con las creaciones más famosas (como el traje de Chanel) están acompañadas hasta de una veintena de adaptaciones en cada ejemplo, versiones de los modelos realizadas por otras casas famosas (Yves Saint Laurent, Max Heyman, Nina Ricci…) o estudios desconocidos; todos atraidos por el poder de ideas tan revolucionarias como el vestido negro. Lejos de mostrarlos como burdas copias, los ejemplos ilustran la influencia de la autora en la manera de vestir de buena parte del siglo XX.

Karl Largerfeld protagoniza la última parte del recorrido. Nacido en Hamburgo, los organizadores de Mythos Chanel alaban al héroe local destacando su capacidad para «modernizar la marca sin sacrificar los rasgos típicos de ella». La selección destaca las prendas y joyas que rinden homenaje a la modista terminando con la colección de invierno 2013-2014, que hace numerosos guiños a la fase inicial de Chanel en los años veinte.

 

Tomado de: 20minutos.es. Mayo 7, 2014.