Las Venus de Henry Miller

Parte del último tramo de su vida, Henry Miller lo recorrió en compañía de Brenda Venus, una hermosa mujer nacida en Biloxi, Mississippi, quien fue playmate en julio de 1986 y que había actuado en algunas películas B

POR Opera Mundi

Parte del último tramo de su vida, Henry Miller lo recorrió en compañía de Brenda Venus, una hermosa mujer nacida en Biloxi, Mississippi, quien fue playmate en julio de 1986 y que había actuado en algunas películas B

AnaisAnais Nin: Dreams Are Necessary to Life (fancyfrivolous.com)

El 7 de junio de 1977, Delta de Venus de Anaïs Nin fue publicado. Tres años después, en esa misma fecha, el corazón de Henry Miller, que en cuestiones de amor fue un multifamiliar, dejó de latir. El contenido de Delta de Venus fue pagado –a dólar por página—por el dueño de una editorial especializada en libros pornográficos que contrató a Nin y a Henry Miller, entre otros escritores. Miller, por cierto, descubrió que lo suyo no era escribir porno y decidió renunciar antes de que el editor lo corriera, pues éste consideraba las historias del autor estadounidense sumamente “bizarras”. Años más adelante, de cualquier forma, salió a la luz el trabajo de ocasión de Miller con el título Opus Pistorum.

Nin, por su parte, fue bastante práctica. Vio en su obra pornográfica una oportunidad para retractarse de la imagen de escritora feminista que con tanto gusto construyó de sí misma. Por otro lado, paulatinamente la escritora se convenció de que su vena erótica le permitía mantener a su lado a sus dos ex maridos. Y así fue: uno de ellos aportó el dinero para la publicación tanto de Little Birds como de los cuatro volúmenes de sus diarios, y el diario basado en la relación de Henry Miller y June Smith, al que titulo Incesto.

Contrariamente a Miller, la escritora logró terminar Delta de Venus, que se convirtió en un bestseller. Además, Nin nunca tuvo empacho en reconocer que escribir pornografía la excitaba. Así lo reveló en uno de sus diarios: “Tuve un orgasmo mientras escribía. Fui con Henry y él estuvo apasionado, después con Gonzalo, quien también lo estuvo. Respondí a ambos”.

Parte del último tramo de su vida, Henry Miller lo recorrió en compañía de Brenda Venus, una hermosa mujer nacida en Biloxi, Mississippi, quien fue playmate en julio de 1986 y que había actuado en algunas películas B. El amor de Brenda Venus por Miller fue algo más que platónico. Lo demostró al publicar Querida Brenda (1986) cuya base fueron las mil 500 cartas que el escritor le envió durante su corto amorío. Amén de ser un bestseller, el libro sirvió de base para el guión de una película filmada en Rusia, en la que, irónicamente, Brenda Venus no fue parte del elenco.