* Venus

Karl Lagerfeld no tiene edad pero tiene cuerda para rato

Desborda creatividad y sus pasarelas suelen ser impactantes. El último desfile recreaba un boulevard con aceras, calzada y edificios, pero también ha hecho desfilar a las modelos en el interior de un avión, en una ciudad apocalíptica y en un supermercado

POR Rafael Muñoz

Desborda creatividad y sus pasarelas suelen ser impactantes. El último desfile recreaba un boulevard con aceras, calzada y edificios, pero también ha hecho desfilar a las modelos en el interior de un avión, en una ciudad apocalíptica y en un supermercado

Lager_1(retve.es)

El equipo de Stylight se supera con cada una de sus infografías. Miman el diseño y el contenido pero, además, las envuelven para regalo con información adicional, fotos, vídeos…

La última que me ha llegado está dedicada a Karl Lagerfeld porque este otoño ha celebrado su cumpleaños. Dicen que ha cumplido 81 años pero… no sé sabe con exactitud la fecha de su nacimiento. Da igual. El Kaiser no tiene edad.

Su energía es su bálsamo de belleza. Sigue arrasando con las colecciones de Chanel y Fendi, viste a Barbie por su aniversario y triunfa como fotógrafo, faceta que explota siempre que puede. Lo último, una sesión con Conchita Wurst para CR, la revista de Carine Roitfeld.

Todo indica que ha superado los 80 años pero sigue leyendo y descubre otras cifras importantes de la vida de Karl…

Siempre es noticia. En febrero de 2012 llegó a decirse que se jubilaba pero, a la vista está, los rumores estaban equivocados. Su último desfile para Chanel, en la Semana de la Moda del Prêt-à-porter, ha causado sensación por la colección y el mensaje de apoyo a la mujer, haciendo que las modelos (entre ellas Cara Delevingne y Gisele Bündchen) llevasen pancartas pidiendo igualdad y defendiendo “lo diferente”.

Es un grande de la moda, un inmortal y una caja de sorpresas. Estas son algunas que nos recuerdan los chicos de Stylight.

 

Karl, la leyenda

Lleva en la moda desde 1950. Comenzó trabajando en los talleres de Jean Patou y Chloé. En 1954, estando en Balmain, ganó el Woolmark Prize en la categoría de abrigos, compartiendo protagonismo con Yves Saint Laurent, que ganó por el diseño de sus vestidos.

Pero su mayor triunfo es mantener viva, y en primera línea, la casa Chanel. Cada temporada logra que la maison francesa sea líder y un referente para todos. Desde su posición de director creativo ha revolucionado y reinventado el estilo de Coco, siempre respetando su esencia y ADN.

Es admirado y criticado, copiado y odiado, y su talento se adapta a cada uno de sus trabajos. Pero es en su propia firma donde da rienda suelta a su estilo más personal. Es sinónimo de lujo pero triunfó también haciendo colecciones low cost para H&M y Macy’s. Como digo, tiene talento para rato, y es que firma cerca de 20 colecciones al año.

Este dandi moderno es, además, ilustrador –firmó los dibujos de una versión de El traje nuevo del emperador—, editor, modelo, figurinista… y aún tiene tiempo para promover la dieta que le llevó a adelgazar 30 kilos, un reto que se puso para llevar los ajustadísimos trajes que Hedi Slimane lanzó en los 90 para la casa Saint Laurent.

Ha decorado hoteles e incluso ha trabajado en el diseño de sus propios emoticonos para smartphones (la app se llama emotiKarl) Su lema es: “Soy la personificación de una marca. Mi nombre es Labelfeld no Lagerfeld.”

 

Lager_2Feliz cumpleaños Karl Lagerfeld! (www.sdpnoticias.com)

Puedes odiar o admirar su peculiar Karlism, pero como él mismo dijo: “Todo lo que digo es una broma. Yo mismo soy un chiste.” Afirmó que le gustaría casarse con su gata. Y es que no podemos hablar de Karl sin mencionar a Choupette, que tiene su propia cuenta de Twitter e Instagram.

El diseñador es fiel a su uniforme: camisas con cuello alto abotonado, gafas oscuras, pelo blanco recogido en una coleta, traje negro y mitones de piel. Su outfit no pasa inadvertido y ahora puedes llevarlo siempre contigo ya que los talleres de Fendi lo han concentrado en un llavero de peluche. Un minikarl.

Desborda creatividad y sus pasarelas suelen ser impactantes. El último desfile recreaba un boulevard con aceras, calzada y edificios, pero también ha hecho desfilar a las modelos en el interior de un avión, en una ciudad apocalíptica y en un supermercado. Y todo sin salir del Grand Palais.

Paralelo a su trabajo como director creativo, ha escrito y dirigido diferentes cortos para la maison. Por ejemplo, El retorno de Coco Chanel, con Geraldine Chaplin, y Erase un vez, con Keira Knightley.

Muchos se preguntan cuándo se va a tomar un respiro, pero temporada tras temporada se embarca en nuevas aventuras que demuestran su capacidad trabajo y su magia para reinventarse. Y todo con una motivación: “Por qué debería parar de trabajar. Si lo hiciera, me moriría y todo terminaría.”

Palabra de Karl.

 

Tomado de: retve.es. Octubre 8, 2014.