Esperanza López Mateos: entre secretos y fantasía

La muerte de Esperanza López Mateos suscitó suspicacias. Fue encontrada muerta en su recámara con un tiro en la cabeza. La familia afirma que se suicidó; sin embargo, hubo sospechas, ya que ella había sido muy visible su participación en la huelga de los mineros de Nueva Rosita

POR Jorge Iván Canul Ek

La muerte de Esperanza López Mateos suscitó suspicacias. Fue encontrada muerta en su recámara con un tiro en la cabeza. La familia afirma que se suicidó; sin embargo, hubo sospechas, ya que ella había sido muy visible su participación en la huelga de los mineros de Nueva Rosita

Esperanza_1FOTO: Gabriel Figueroa. Memorias (www.frfly.com)

Tal vez intentaron borrarla de la historia, tal vez ocultaron la ficha de su nacimiento, tal vez se suicidó; pero lo cierto es que Esperanza López Mateos, quien fuera hermana del presidente Adolfo, es el eje central de la novela Otra máscara de Esperanza de Adriana González Mateos.

“Es una novela sobre Esperanza López Mateos, y efectivamente, yo tengo un parentesco con esta familia, ya que mi abuelo era primo de ella”, explica Adriana.

Entrevistada en el jardín del hotel El Español mientras toma una taza de café, Adriana revela cómo fue desmenuzando esa parte de la historia familiar para armar la novela que presentó en la Feria Internacional de Lectura Yucatán (Filey).“Yo no la conocí porque murió antes que yo naciera, pero vi su fotografía en la casa de mi abuela. Tenía noticias que había existido y me fui enterando de más cosas de su vida hasta que decidí hacer una investigación más formal en torno a ella”.

Borrada de la historia

Afirma que en realidad Esperanza estaba borrada de la historia. “Fue famosa en algún momento porque fue la traductora de las novelas de Traven, pero 60 años después de su muerte (murió en 1961) prácticamente estaba olvidada y borrada”. “Cuando empecé a investigar, me di cuenta que fue un personaje notable por todas las cosas que hizo: fue activista política, tradujo las novelas de Traven, participó en causas del momento, como la huelga de mineros de Nueva Rosita, y apoyó a los refugiados de la Segunda Guerra Mundial; además estuvo casada con el hermano de Gabriel Figueroa, de manera que también estuvo cerca del ambiente cinematográfico”.

Esperanza_2FOTO: 3 Possibilities and a few questions (www.frfly.com)

La pregunta guía para escribir la novela fue: ¿cómo es posible que nadie recuerde a un personaje así? “Por una parte puedo pensar que traducir libros sea un trabajo que te destine a ser olvidado; en general, nadie piensa en los traductores, que siempre quedan en segundo plano, y a pesar de la vida tan activa de Esperanza, también hay una tendencia que las mujeres desaparezcan de la historia. Pienso que el nacimiento de estos dos niños (Esperanza y Adolfo) tiene que ver con una relación amorosa entre dos personas y eso es algo respetable y no hay ninguna razón para mantener en secreto un dato así; sin embargo, en tiempos de Adolfo López Mateos era ilegal que un hijo de extranjero fuera presidente. En ese momento era un secreto importante para él, él tenía que mentir para ser presidente, por lo que desde ese punto de vista significa que su presidencia fue ilegal, pero han pasado 60 años y yo creo que ya no hay ningún motivo para mantener el secreto”.

Aclara que la obra, a pesar que tiene como eje la vida de Esperanza, es una novela policíaca en lugar de biográfica. “Sucede que la muerte de Esperanza fue una muerte que suscitó sospechas. Esperanza fue encontrada muerta en su recámara con un tiro en la cabeza. La familia afirma que se suicidó; sin embargo, hubo sospechas desde el primer momento ya que ella había estado vinculada y había sido muy visible su participación en la huelga de los mineros de Nueva Rosita que desafió al régimen… Era natural que su vínculo con el régimen y su muerte violenta suscitaran sospechas. Yo me enteré de esas sospechas cuando era niña. Era el secreto que flotó mucho tiempo, y yo lo que intenté con la novela fue seguir ese secreto a voces”.

Y es allí donde entra el personaje central de la novela: un agente del Ministerio Público encargado de averiguar la muerte de Esperanza y en el proceso halla muchos indicios, “pero no voy a contar el final”.

La novela se desarrolla en 1961 durante el sexenio de Miguel Alemán, cuando se creó la Dirección Federal de Seguridad. “Antes había una policía secreta, corrupta, violenta, que es el antecedente de muchas de las cosas que vemos ahora. La noticia de estos momentos es la de los 43 muchachos que caen en manos de la policía. No puedo decir que sea lo mismo, pero sí puedo decir que las raíces están en el momento en que se crea la Dirección Federal de Seguridad. “En el sexenio de Miguel Alemán ya estaban las raíces de muchas cosas que suceden ahora”.

“Es verdad que hay dudas de la fecha de su nacimiento, es verdad que su ficha de bautizo no menciona al padre, es verdad que fue hermana de Adolfo López Mateos. Básicamente la novela está contando hechos ciertos, pero al mismo tiempo es una novela y como tal recurre a cuestiones ficticias como este agente del ministerio y muchos personajes”.

Tomado de: Diario de Yucatán. Marzo 13, 2015.