Anne Rice vuelve para reorganizar su mitología vampírica

Anne Rice ha vuelto…y lo ha hecho de la mano de El príncipe Lestat. De su retiro, señala: “Creo que, mirando hacia atrás, necesitaba un descanso. A veces eso sucede. Escribí Lestat el vampiro nueve años después de Entrevista con el vampiro. Los autores tienen que descansar de vez en cuando y dejar que se acumule la energía de la historia

POR Ernest Alós

Anne Rice ha vuelto…y lo ha hecho de la mano de El príncipe Lestat. De su retiro, señala: “Creo que, mirando hacia atrás, necesitaba un descanso. A veces eso sucede. Escribí Lestat el vampiro nueve años después de Entrevista con el vampiro. Los autores tienen que descansar de vez en cuando y dejar que se acumule la energía de la historia

Rice_1la-ca-jc-anne-rice (www.latimes.com)

Barcelona. Anne Rice (Nueva Orleans, 1941) se convirtió en la reina contemporánea de los inmortales devoradores de sangre con su novela Entrevista con el vampiro (1976) y la posterior adaptación cinematográfica. Hubo diez entregas de sus Crónicas vampíricas, desde el remoto Egipto hasta el presente, y otra versión cinematográfica para olvidar. Después se extravió entre novelas de ángeles y hombres lobos, regresó a los brazos de la madre Iglesia y abjuró para siempre de los no muertos.

Pero Anne Rice ha vuelto al lado oscuro con El príncipe Lestat (Ediciones B). Una voz está llevando a los vampiros a la extinción y Lestat debe salir de las sombras (con precauciones, claro) para poner orden en su mundo, igual que Rice utiliza el libro para reorganizar toda la mitología que construyó en sus libros anteriores. La novelista, que vendió sus tres mansiones de Nueva Orleans y vive ahora en una casa más modesta en Palm Desert, California, ha contestado desde allí a varias preguntas a través del correo electrónico.

—Parece que, después de que haya remitido la fiebre de Crepúsculo, usted vuelve a retomar el trono del género. ¿Qué opina de esos vampiros adolescentes y blanduchos? ¿Cree que la gente los recordará a ellos décadas después, como está sucediendo con su Lestat?

—Creo que hay una audiencia ilimitada para las novelas de vampiros. Lo que importa es que la ficción sea convincente y divertida. Hay un montón de espacio para vampiros adolescentes, vampiros europeos, poderosos inmortales y vampiros de quienes la gente se enamora.

—Fue la pionera de la ficción vampírica contemporánea. Pero desde la perspectiva de haber sido también autora de ficción erótica bajo el seudónimo de A.N. Roquelaure, ¿qué opina del fenómeno de las novelas de E. L. James?

—E.L James se ha apuntando un gran éxito con Cincuenta sombras de Grey, que ha beneficiado a todos los escritores de literatura erótica. La locura de Cincuenta sombras ha demostrado que las mujeres no sentían vergüenza por comprar, leer o hablar de fantasías eróticas. Estoy muy agradecida a E.L. James. Mi Serie de la Bella Durmiente había ido funcionando bien durante décadas, pero gracias a James ahora es mainstream y he llegado a una audiencia más amplia.

—Después de un aparente final de las Crónicas vampíricas con Cántico de sangre, en 2003, ¿cuál fue su razón para regresar de nuevo a ellas?

—Pasaron diez años. Tuve muchas experiencias. Y empecé a extrañar a mis queridos vampiros… Lestat, Louis, Armand, todos ellos. Empecé a tener nuevas ideas. Empecé a vislumbrar un nuevo desarrollo. Creo que, mirando hacia atrás, necesitaba un descanso. A veces eso sucede. Escribí Lestat el vampiro nueve años después de Entrevista con el vampiro. Los autores tienen que descansar de vez en cuando y dejar que se acumule la energía de la historia.

—Ha dicho que Entrevista con el vampiro era un “libro negro lleno de desesperación”. ¿Y El príncipe Lestat? Es también negro (y rojo, por supuesto), pero con un enfoque más benevolente con los muertos vivientes?

—Todos los libros contienen oscuridad y algo de desesperación, pero unos más y otros menos. El príncipe Lestat abre puertas, y en la conclusión del libro hay muchos personajes que se han reunido, y muchas posibilidades de futuras historias. Eso me gusta. Sí, Entrevista… era un libro mucho más oscuro, y algunos de los otros también. Creo que El príncipe Lestat es más equilibrado.

 

Rice_2Anne Rice, en su casa de Palm Desert (California). Getty Images/ Dan Tuffs

—¿Qué nos explica del posible próximo libro, El paraíso de la sangre?

—En este momento, mis planes son continuar donde nos hemos quedado en El príncipe Lestat. Rhoshamandes está luchando con la culpa; Lestat está luchando con su responsabilidad y las expectativas que recaen sobre él; hay jóvenes vampiros que quieren ser parte de la comunidad de los ancianos; algunos de los ancianos están renunciando a su aislamiento para estar en contacto con otros. Los No Muertos se enfrentan a muchos desafíos en todo el mundo.

—¿Cuáles son las últimas novedades sobre la nueva adaptación de sus novelas a las pantallas. ¿Funcionarían mejor en el cine, o en una serie de televisión de largo desarrollo?

—En este momento hay un enorme interés en el relanzamiento de toda la serie en películas para la gran pantalla. Hay ideas interesantes que se están discutiendo en cuanto a cómo hacer esto. Universal Studios es entusiasta, obviamente. Y hay talentos de primera fila involucrados en el proyecto. No puedo hablar por el estudio, pero soy muy optimista.

—Ha hablado de Stephen Amell, Anson Mount y Chris Hemsworth cómo buenas opciones para ser el nuevo Lestat. ¿Qué dicen los interesados? ¿Hay algún candidato real sobre la mesa?

—Es demasiado pronto para hablar sobre el reparto de la película. Sospecho que hay alguna incógnita por ahí, o actores menos conocidos que podrían ser candidatos. Obviamente el elenco de estas películas será muy amplio. Es todo un universo de inmortales. Y tenemos la gran suerte de que hay grandes actores que trabajan en la fantasía y el drama de época, en el romance sobrenatural y en películas góticas. No creo que el reparto sea un problema. Aunque por supuesto que quiero que los actores sean fieles a los personajes de las novelas. Creo que el gran éxito de Harry Potter en el cine y de Juego de tronos en la televisión animará a los productores a ser fieles a los libros.

—Después de un largo periodo en el que dejó atrás su ateísmo y redescubrió su fe católica de la infancia, en 2010 dijo que, “en el nombre de Cristo”, dejaba de ser cristiana. ¿Cuál es su postura ahora?

—Creo que Jesús llega a todos nosotros, que nos invita a creer en él, a confiar en él, en llegar a él. No creo que ninguna religión posea a Jesús o controle el acceso a él. Yo le rezo directamente desde mi corazón. Siempre lo hago. Noche tras noche le pido que me guíe. Cada mañana le consagro el día a él y le pido que me ayude a ser la persona que él quiere que yo sea.

—Ha criticado el conservadurismo de la Iglesia en temas como la homosexualidad. ¿Le parece que hay alguna esperanza para un catolicismo más liberal con el papa Francisco?

—Amo a la Iglesia católica y siempre lo haré aunque no forme parte de ella; y estoy entusiasmada con el papa Francisco. Espero que aborde pronto muchos asuntos graves, especialmente en lo que respecta a las mujeres y a los niños. Los más pobres son las mujeres y niños. Espero que veamos mujeres sacerdote, y más respeto por las mujeres de la Iglesia, que durante tanto tiempo han sido ignoradas y postergadas. Siempre ha habido extraordinarias santas y místicas, pero ha llegado el momento de que la Iglesia haga algo más que canonizar a mujeres extraordinarias y se dirija a todas las mujeres que siempre han sido un apoyo vital para ella.

 

Tomado de: elperiodico.com. Abril 9, 2015.