México se suma a las celebraciones de Kafka

¿Qué tiene La metamorfosis para haberse convertido en una obra de la que todo mundo quiere hablar o por lo menos decir que lo ha leído? El escritor Carlos Martín Briceño señala que con esta obra se cambió el rumbo de la literatura universal e hizo que Kafka sea considerado el padre de la literatura contemporánea

POR Diario de Yucatán

¿Qué tiene La metamorfosis para haberse convertido en una obra de la que todo mundo quiere hablar o por lo menos decir que lo ha leído? El escritor Carlos Martín Briceño señala que con esta obra se cambió el rumbo de la literatura universal e hizo que Kafka sea considerado el padre de la literatura contemporánea

MetamorfosisFOTO: Metamorfosis Franz-Kafka With His First Fiancee Felice-Bauer in 1917 (estoespurocuento.wordpress.com)

En 1915, el año en que Salvador Alvarado llegó a Yucatán, en que nacieron Edith Piaf y Frank Sinatra y en el que murió Porfirio Díaz, “al despertar una mañana de sueños inquietos Gregor Samsa se encontró transformado, en su cama, en un gigantesco insecto”.

Muchos años después, Gregor Samsa, el personaje central del cuento La metamorfosis de Franz Kafka, se ha transformado en un gigantesco icono de la literatura universal.

Han pasado 100 años y en varias partes del mundo se organizan festivales y coloquios para conmemorar la publicación del relato que ha inspirado no sólo otras obras literarias, sino también películas, obras de teatro y hasta pinturas.

México también se suma a las celebraciones a través del Guanajuato International Film Festival, que este año presenta una imagen con el nombre Mexicomorfosis.

¿Qué tiene La metamorfosis para haberse convertido en una obra de la que todo mundo quiere hablar o por lo menos decir que lo ha leído? Carlos Martín Briceño, autor del prólogo de una edición especial del cuento publicada por Editorial Dante, señala que con esta obra se cambió el rumbo de la literatura universal e hizo que Kafka sea considerado el padre de la literatura contemporánea.

Carlos Martín considera a la obra de Kafka uno de los libros capitales que todo aquel que empieza a escribir literatura debe leer, como en su tiempo hizo Gabriel García Márquez, quien una vez dijo que si no hubiera leído La metamorfosis probablemente no se hubiera dedicado a la literatura.

“La historia de Gregor Samsa, un texto capaz de provocar múltiples interpretaciones y de anticipar la deshumanización de los tiempos modernos, ayudó a Kafka a erigirse uno de los escritores más emblemáticos de la literatura moderna. Su intensidad y trascendencia es comparable al Ulises de Joyce o a En busca del tiempo perdido de Proust”, indica Carlos Martín.

La trajo Borges

Escrita originalmente en alemán, la obra llegó a América a través de Jorge Luis Borges, uno de los primeros traductores y en cuya obra se puede ver la influencia kafkiana, opina el escritor Iván Espadas Sosa. El autor de novelas como Sin lugar en la tierra y El nido del cuervo señala que en México Juan José Arreola muestra influencia kafkiana en el cuento El guardagujas.

Iván coincide con Carlos en que La metamorfosis es una metáfora de la transformación, y ambos opinan que con el cuento Kafka se adelantó a las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial de la cual se salvó al morir de tuberculosis a los 41 años de edad (1924) no así su familia que pereció en los campos de concentración nazis.

Por coincidencia, tanto Iván Espadas como Carlos Martín descubrieron el cuento a los 12 o 13 años de edad. Carlos en la biblioteca del Colegio Americano, donde la bibliotecaria le advirtió que no era un libro para niños; Iván en el área de cajas de los desaparecidos Súper Blanco junto a un montón de revistas, incluyendo de vaqueros. “Me llamó la atención la portada del hombre con cara de insecto”.

Lo más interesante es que el texto es muy actual a pasar de que han pasado 100 años, y en todo este tiempo se han hecho gran cantidad de películas, pero entre las que han tratado la historia de Gregor Samsa de una forma más o menos fiel están la dirigida por el ruso Valerie Fokin en 2002; la sueca dirigida por Ivo Dvórak en 1976 bajo el nombre de La transformación; en 1975 el checo Jan Nemec presenta el primer intento de adaptación al cine de la obra de Kafka; en 1987 Jim Goddard filma su versión con un entonces desconocido Tim Robbins a la cabeza del reparto; en 1993 Peter Capaldi se llevó un Óscar por el cortometraje Franz Kafka’s It’s a Wonderful Life; en 1994 el barcelonés Carlos Atanes filma un versión libre del cuento, al igual que Matthew Saville.

Del mismo modo se han hecho varias versiones teatrales en España, Chile, Colombia y México por citar algunos lugares.

Con motivo del centenario de la publicación en España se montó una coreografía y allí mismo el artista plástico Marcus Faccio presenta una exposición llamada justamente La metamorfosis.

Mayo 12, 2015.