Poetas ocultistas

No todos los poetas de la oscuridad se pueden contar en la vertiente ocultista, no Baudelaire, Rimabud, Bataille, Artaud o Lautreámont; en ellos sólo es de forma, no un profundo arraigo en la filosofía hermética. Su negatividad, en términos satanistas o malditos es de otra índole

POR Irving Ramírez

No todos los poetas de la oscuridad se pueden contar en la vertiente ocultista, no Baudelaire, Rimabud, Bataille, Artaud o Lautreámont; en ellos sólo es de forma, no un profundo arraigo en la filosofía hermética. Su negatividad, en términos satanistas o malditos es de otra índole

Ocultismo_1Bram Stoker Irlanda celebra el 165 aniversario de Bram Stoker (www.eluniversal.com.mx)

Poetas como Pessoa, Blake, Yeats o Mallarmé, tuvieron una cercanía con el ocultismo. De distintas formas y con diferentes resultados, se sirvieron de él para sus obras. Puede ser que no sólo esta vertiente pseudo-religiosa, o pagana, o meramente cultural, porque el espiritismo, el gnosticismo, la cábala rondaron a estos y otros poetas. En México es conocido el caso del veracruzano Jorge Cuesta de filiación alquímica y que llegó a realizar experimentos, siendo ingeniero químico. No todos los poetas de la oscuridad se pueden contar en esta vertiente, no Baudelaire, Rimabud, Bataille, Artaud o Lautreámont, puesto que en ellos sólo es de forma, no un profundo arraigo en la filosofía hermética. Su negatividad, en términos satanistas o malditos es de otra índole. Sea una pulsión vital, o sea una manera de rebelión.

Pessoa llegó a invocar espíritus, no sabemos cuántos de éstos se le metieron y lo usaron como casa; Blake, en su busca de la pureza medieval, entre la pintura y el arte, con la glosolalia, el hermetismo hizo conjuras y prestidigitaciones; lo mismo Yeats, que no desdeñó la mitología celta y su literatura está perlada de un misticismo oscuro. Curioso: entre los que sólo usan la forma, esa estética oscura, esos temas, como los poetas malditos, no hay esa busca de la filosofía profunda y practica ocultista de los primeros.

Si hay en la profundidad de las cosas una interpretación religiosa de los gnósticos, sobre el demiurgo, las fuerzas siderales, y, en el submundo de la imaginación hay un puente, de eso se valieron los poetas. Los heterónimos de Pessoa entran en ese núcleo de su creencia en los horóscopos, las sesiones mediúmnicas, los espectros que creó o que se apoderaron de él; y de Blake y su asunción a las potestades panteístas, pintando desnudo en el jardín de su casa, invocando a los seres de las tinieblas: todo un flujo que se revela en su obra.

¿Donde obtuve esa verdad?

De la boca de una médium

de la nada brotó

de arcilla que hay en el bosque

de la oscura noche en que yacían

las coronas de Nínive

W.B. Yeats

 

Ocultismo_2Stéphane Mallarmé (en.wikipedia.org)

Mallarmé no creía que las palabras desaparecieran, sino que iban y venían de la nada oscura; los pecios de sus naufragios reorganizaban el azar-presencia mayor de la ausencia-en esa fijeza de lo oculto.

Una explicación: la magia, esa boda del cielo y el infierno, la comunión del mundo y el trasmundo, el hablar lenguas, los trances hipnóticos como la creación de El guardador de rebaños en trance de Alberto Caeiro, o las creaturas celtas de Yeats, que más que nada, propician apariciones, hierofanías, cratofaníaas súbitas: tradujeron esas materias del espíritu.

Con una tristeza noble mis ojos abiertos

que la ven como vagos bultos nocturnos en la noche negra

¡sursum corda¡ despierto de noche y me siento diverso

todo el mundo con su forma visible de costumbre

yace en el fondo de un pozo te hace un ruido confuso

Alvaro de Campos(Pessoa)

Por ello, sin ser simbolistas –superado hacerlo ahora— sus versos se llenan de claves, símbolos, tradiciones heréticas. Ese esoterismo basado en las ciencias ocultas, ellos lo usaron, no sólo como fuente de conocimiento, sino como poética; y más aún, como método de creación. La nigromancia, la adivinación, la realidad oracular, les sirven para descifrar el universo y provienen desde la tradición de Eliphas Levi en el XVIII o Giordano Bruno, en el Renacimiento, y más allá incluso del XX, con autores como Joyce, Pasternak, y Yeats que se casó con una médium, y aquí la fila es larga: Stoker, Meyrink, masones, rosacruces, sectarios, hasta llegar a Jung, profundo estudioso de esta corriente.

El ocultismo es una dimensión que a varios de los más notables poetas, subyugó y abrió posibilidades profundas de exploración artística. Ese misterio que hace a sus obras redefinirse siempre.

 

bardamu64hotmail.com