Países sin besos

Acercar las bocas como muestra de afecto no es un acto universal ni intrínseco al ser humano. Cuanto más compleja es la sociedad, más frecuente es encontrar parejas dispuestas a mostrar su amor a través de estos gestos, señala estudio publicado en American Anthropologist

POR A. Vasco

Acercar las bocas como muestra de afecto no es un acto universal ni intrínseco al ser humano. Cuanto más compleja es la sociedad, más frecuente es encontrar parejas dispuestas a mostrar su amor a través de estos gestos, señala estudio publicado en American Anthropologist

BesoPowerful Vintage Photos of Soldiers Kissing Their Loved Ones (www.mymodernmet.com)

Acercar las caras hasta que las bocas se juntan. El beso es un acto de lo más frecuente entre parejas. ¿O no tan frecuente? Un estudio publicado en American Anthropologist ha demostrado que menos de la mitad de las culturas del mundo utilizan esos gestos de afecto para demostrar amor a sus medias naranjas. La investigación –que ha tomado como muestra un total de 168 culturas a lo largo y ancho del planeta— ha demostrado que el roce labial no siempre es aceptado.

Los científicos que han trabajado en el análisis han realizado sus pesquisas teniendo en cuenta el “beso sexual romántico”, entendiéndolo como el contacto labio con labio ya sea o no prolongado en el tiempo. A pesar de lo que pudiera parecer, estas actitudes románticas no son universales ni intrínsecas al ser humano, y sólo 46 por ciento de las culturas del mundo –es decir, 77 de las 168— lo utilizan de manera cotidiana.

Resulta curiosa una de las conclusiones del artículo sacado a la luz por la citada publicación, que establece una relación directa entre la estructura social y la existencia del beso: cuanto más compleja sea la sociedad, más frecuente es encontrar parejas dispuestas a mostrar su amor a través de estos gestos. De acuerdo con William Jankowiak, de la University of Nevada de Las Vegas (Estados Unidos), besar es un comportamiento aprendido creado en las culturas occidentales transmitido a lo largo de las generaciones.

La afirmación del experto parece comprobarse al investigar en los datos reflejados por el estudio: sólo tres de los 10 países encuestados en Europa entienden el beso como algo no aceptable. Sin embargo, en Asia el porcentaje de rechazo asciende a 10 de 37 países sondeados. En África, los etnógrafos han sido incapaces de detectar entre sus poblaciones de estudio ningún tipo de atisbo de estos comportamientos.

 

Tomado de: El Confidencial. Julio 17, 2015.