Pink Floyd recupera el cerdo más prominente del rock

El animal de plástico, de 12 metros de longitud, fue lanzado al aire en 1976 sobre la antigua central eléctrica de Battersea, en Londres, pero voló sin control, causando problemas a los vuelos que aterrizaban y despegaban en el aeropuerto de Heathrow. El cerdo, que iba a salir por error a subasta, será donado a los integrantes el grupo británico

POR EFE y Taringa

El animal de plástico, de 12 metros de longitud, fue lanzado al aire en 1976 sobre la antigua central eléctrica de Battersea, en Londres, pero voló sin control, causando problemas a los vuelos que aterrizaban y despegaban en el aeropuerto de Heathrow. El cerdo, que iba a salir por error a subasta, será donado a los integrantes el grupo británico

CerdoAnimals (classicalbumcovers.wordpress.com)

Londres. La banda británica Pink Floyd recuperó el globo de helio gigante en forma de cerdo cuya imagen decoró la portada de su célebre disco Animals (1977), que iba a salir por error a subasta y que, en cambio, será donado a los integrantes el grupo, anunció hoy Air Artists, propietaria del artefacto.

El animal de plástico, de 12 metros de longitud, fue lanzado al aire en 1976 sobre la antigua central eléctrica de Battersea, al sur de Londres, pero voló sin control y terminó causando problemas a los vuelos que aterrizaban y despegaban en el cercano aeropuerto de Heathrow.

 

Vuelo sin control

La historia del cerdo de Pink Floyd comenzó en 1976, cuando Waters buscaba ideas nuevas para la tapa del clásico Animals. “Comencé a usar muñecos inflables en los shows: ovejas voladoras, chanchos suspendidos en el aire. Además me encantaba la arquitectura de la central eléctrica de Battersea, porque tenía una buena conexión simbólica con Pink Floyd. Las cuatro patas representaban a los cuatro miembros de la banda”.

El cerdo gigante relleno de helio que se ve en la tapa sobrevolando la Battersea Power Station fue atada a la misma para realizar las fotos. Por esta razón, contrataron a un tirador para que le disparara en caso de que el cerdo saliera volando, pero el segundo día de las tomas, las mismas comenzaron antes de que llegara, e irónicamente una ráfaga de viento soltó el cerdo, por lo que, al no haber nadie que le disparara, salió volando en el cielo matutino. Un avión de pasajeros reportó el cerdo, haciendo que todos los vuelos del aeropuerto Heathrow de Londres fueran retrasados.

Una leyenda dice que, una vez que el avión aterrizó, al piloto se le hicieron pruebas para ver si se encontraba ebrio. Un helicóptero policial fue enviado para seguir al cerdo, pero se vio forzado a regresar tras seguirlo a una altura de 5.000 p. Una advertencia fue enviada a otros pilotos de que había un enorme cerdo volador rosado suelto y volando en el área. La CAA perdió contacto con su radar del mismo cerca de Chatham en Kent, a una altura de 18.000 p, cuando volaba hacia el este, en dirección a Alemania. Finalmente cayó en el campo de un granjero, sin causar daño, aunque el granjero se quejó porque asustó a sus ovejas.

“La cuerda se rompió”, dice Waters. “Se fue volando, justo en la ruta de los aviones a Heathrow. Eso provocó que muchos vuelos fueran suspendidos”. El chancho aterrizó casi a 80 kilómetros, en Kent.

Las fotos resultantes no fueron consideradas adecuadas, y la imagen final es una mezcla de la imagen de la estación del primer día y la del cerdo del segundo. Aunque Waters no quería que se usara una imagen “arreglada”, la cobertura de las nubes sobre la estación hizo que fuera necesario. El concepto fue diseñado en gran parte por Storm Thorgerson de Hipgnosis (junto con integrantes de la banda), quien diseñó la cubierta de otros álbumes anteriores de la banda.

El chancho voló en el tour del 77 de Pink Floyd. “Debía estar atado debajo del escenario, con helio en el cuerpo y propano en las patas”, explica Waters. Pero el cerdo se incendiaba todas las noches”.

Cuando Waters se fue de Pink Floyd en 1985 (con, además, los derechos del cerdito), sus ex compañeros siguieron con la tradición. “Aparentemente le agregaron bolas”, dice. Y así había sido: el cerdo en 1988 tenía dos grandes bolas. “Pensaron que eso evitaría que los demandara por robarme ideas”, señaló Waters.

 

Agosto 28, 2015.