Los Ángeles, en estado de emergencia por indigentes

La falta de vivienda accesible junto al incremento de las personas sin hogar ha colocado a la urbe angelina en una situación muy precaria. Hay 25 mil personas sin hogar, dos tercios de los cuales han invadido las calles del centro. El Concejo prevé 100 millones de dólares del presupuesto de la ciudad para construir vivienda

POR Araceli Martínez Ortega

La falta de vivienda accesible junto al incremento de las personas sin hogar ha colocado a la urbe angelina en una situación muy precaria. Hay 25 mil personas sin hogar, dos tercios de los cuales han invadido las calles del centro. El Concejo prevé 100 millones de dólares del presupuesto de la ciudad para construir vivienda

Indigente_1(Araceli Martínez)

La creciente crisis de desamparados que vive la ciudad de Los Ángeles, donde se registran más de 25 mil personas sin hogar, dos tercios de los cuales han invadido las calles del centro con sus carpas, llevó al Concejo a declarar el estado de emergencia.

“Vamos a destinar 100 millones de dólares del presupuesto de la ciudad para construir vivienda y adaptar estacionamientos donde puedan estacionar los autos donde viven algunos de ellos, porque aunque hemos dado a muchos un techo, esta crisis sin precedentes se ha empeorado debido a que la oferta de casas a precios accesibles es muy limitada”, explicó el concejal Gil Cedillo, autor de la moción.

“El primer paso es declarar el estado de emergencia y el segundo lidiar con la crisis inmediata, necesitamos construir 25 mil casas”, expuso.

El estado de emergencia permitirá a la ciudad usar sus poderes para crear refugios temporales e inmediatos a través de las organizaciones sin fines de lucro y religiosas. También se podrán usar propiedades de la ciudad como estacionamientos legales para albergues de emergencia.

En general, los procesos y permisos para construir techos baratos se agilizarán; se diferiran los cobros para proyectos de construcción accesible; habrá incentivos y se enmendará el código para autorizar la edificación de micro unidades.

“Tengo esperanzas de que esta declaración no sean sólo palabras porque por muchos años la ciudad lo único que hizo fue dar el dinero a las organizaciones no lucrativas de Skid Row y cerrar el centro a las cinco de la tarde, no había responsabilidad”, señaló Don Garza, un hispano quien durante dos años fue desamparado y hoy vive en una micro unidad en el centro.

“Ahora van a actuar porque el problema se les salió de las manos, vemos a los desamparados en las banquetas en sus carpas. Y todo mundo se ha quejado en el Concejo”, añadió. Y agregó que el problema en Los Ángeles es que las rentas son muy caras, no hay centros para enseñar oficios como había antes y faltan empleos.

Carmen Celis, de la Alianza para Enfermos Mentales, indicó que espera que con esta declaración, la ciudad ayude también a los desamparados que sufren enfermedades mentales.

“Tenemos una epidemia de desamparados y enfermos mentales. Dos problemas que van mano a mano. Esto es producto del consumo de drogas, problemas familiares, el desempleo y hasta la falta de papeles, educación, no saber inglés. Hay muchos indocumentados desamparados y con niños”, abundó.

La declaración de emergencia hecha por el Concejo de Los Ángeles fue simbólica. El siguiente paso es enviar la moción al abogado de la ciudad para que redacte la ordenanza y se espera que vuelva a los concejales para un voto final en unos días.

 

Tomado de: La Opinión. Septiembre 22, 2015.