Las otras caras de Xavier Villaurrutia

De acuerdo con una investigación realizada por Miguel Capistrán, además de crítico Villaurrutia también participó en el cine como guionista, debido quizás a su facilidad para los diálogos, derivada de su faceta de dramaturgo

POR Notimex

De acuerdo con una investigación realizada por Miguel Capistrán, además de crítico Villaurrutia también participó en el cine como guionista, debido quizás a su facilidad para los diálogos, derivada de su faceta de dramaturgo

Villaurrutia_2Arriba: Rodolfo Usigli, Adolfo Best Maugard y Xavier Villaurrutia Recostadas: la actriz Dolores del Río y la pintora Frida Kahlo. Las mil notas y una nota: La obligación de asesinar (notasomargonzalez.blogspot.com)

Aunque es más conocido por sus grandes obras poéticas, entre las que figura el libro Nostalgia de la muerte, Xavier Villaurrutia (1903-1950) fue mucho más que eso: también se desarrolló como crítico de cine y guionista, lo cual ha comenzado a ser valorado.

Así lo deja ver la Secretaría de Cultura federal, en un comunicado en el que se habla además de su paso por el teatro mexicano, sus ideas literarias y filosóficas, su labor como crítico y algunas aportaciones al cine.

Según consta en un libro en el que el poeta publicó casi 200 críticas en algunas revistas entre 1937 y 1942, Villaurrutia veía la labor del crítico como una forma de ayudar a ver al espectador.

“El crítico no debe cohibirse a la hora de expresar su verdadero sentir ante aquello que juzga. No importa que a veces –como sucede en el caso de la valoración de filmes mexicanos— se llegue a acusar al crítico de traidor a la patria”, consideraba.

De acuerdo con una investigación realizada por Miguel Capistrán, además de crítico Villaurrutia también participó en el cine como guionista, debido quizás a su facilidad para los diálogos, derivada de su faceta de dramaturgo.

Un ejemplo de ese trabajo está en la cinta El monje blanco (1945), de Julio Bracho, donde Villaurrutia hace los diálogos en verso.

Otras películas en las que participó como guionista, de acuerdo con datos de la Filmoteca UNAM, son Cinco fueron escogidos de Herbert Kline (1942), Vámonos con Pancho Villa de Fernando de Fuentes (1935), y El espectro de la novia de René Cardona (1943), por mencionar sólo algunas.

La Secretaría de Cultura federal recordó que en 2009 el Instituto Nacional de Bellas Artes adquirió el Fondo Xavier Villaurrutia, que reúne manuscritos, originales mecanográficos, libretos, cuadernos de notas, dibujos, fotografías, objetos y una máscara mortuoria del poeta, de la autoría del escultor Ignacio Asúnsolo, que dan testimonio de parte del trabajo de este personaje.

Entre el material que alberga este importante fondo documental, a quien se recuerda a 113 años de su nacimiento, se conservan proyectos, contratos, recibos y otros documentos relacionados con su labor en el cine mexicano.

En 2012 se adaptó como repositorio una pequeña sala en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia (Nuevo León No. 91, Colonia Condesa), que a la vez funge como exhibidor de una muestra representativa de los documentos que integran este archivo y funciona como sala de consulta.

 

Marzo 27, 2016.